Salud

Qué comidas inhiben la hormona que controla el apetito

Incrementar los riesgos de obesidad puede ser tan sencillo como llevar una dieta rica en fructosa. Conozca qué alimentos la contienen y cómo alimentarse sanamente.
lunes, 02 de febrero de 2009 · 00:00
La fructosa es un azúcar que se encuentra en las frutas y en muchos alimentos, como las galletitas, los dulces y gaseosas. Consumida en exceso puede evitar que la leptina, la hormona que controla el apetito, haga su trabajo, e incrementa el riesgo de obesidad, según sugiere un estudio en ratas de la Universidad de Florida.

La resistencia a la leptina fue asociada desde hace tiempo a la obesidad, y varios estudios demostraron que consumir demasiada fructosa podría ser un factor importante en la epidemia de la obesidad en los Estados Unidos. Este nuevo estudio es el primero en asociar la fructosa a la resistencia a la leptina, publicó el sitio Terra.com.

Los investigadores que realizaron el estudio encontraron que las ratas se volvieron resistentes a la leptina después de ser alimentadas con una dieta rica en fructosa durante seis meses. No hubo signos visibles de resistencia a la leptina, pero las ratas alimentadas con fructosa aumentaron considerablemente más peso que las ratas que nunca recibieron fructosa cuando ambos grupos fueron cambiados a una dieta rica en grasa.

El estudio, que fue publicado en la revista American Journal of Physiology, reveló que "la resistencia a la leptina es una afección que conduce a la obesidad en ratas cuando se asocia a una dieta rica en grasa. El hallazgo sorprendente aquí fue que aumentar la cantidad de fructosa en la dieta sin aumentar la cantidad de calorías condujo a la resistencia a la leptina y posteriormente a la exacerbación de la obesidad cuando se acompañó de una dieta rica en grasa", según dijo en un comunicado de prensa de la universidad el autor principal Philip J. Scarpace, profesor de farmacología y terapéutica del Colegio de medicina.

La autora del estudio, Alexandra Shapiro, científica asistente del departamento de farmacología y terapéutica aseguró que "es probable que la fructosa bloquee la acción de la leptina al cerrar el paso a la leptina al cerebro".

Asimismo, la profesional advirtió que "si estos hallazgos se aplican a los humanos, entonces podría haber consecuencias por comer una dieta rica en fructosa, pero sólo si también se consume una cantidad excesiva de calorías".

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias