Salud

Consejos para la detección y tratamiento del colon irritable

Alerta: el estrés, alimentación descuidada y la mala calidad de vida son algunas de sus causas. Enterate de todo en este informe.
lunes, 25 de abril de 2011 · 00:00
Esta enfermedad, que afecta entre el 10 y 20% de la población, es la segunda causa de mayor ausentismo laboral en el mundo. Las mujeres son más propensas a sufrir esta patología.

Estamos hablando del colon irritable, enfermedad que en la actualidad genera mayor ausentismo laboral detrás del resfrío,a nivel mundial. El colon irritable afecta en mayor grado a las mujeres. El estrés y una mala alimentación son las principales causas de esta enfermedad. 

Este dolor llega siempre después de una discusión fuerte, un enojo o una carga de trabajo excesiva. De repente, fuertes puntadas atacan la zona abdominal obligando incluso a las personas afectadas a doblarse para evitar la insoportable molestia.
 
“Era tanto el dolor que me tenía que sentar si iba caminando o doblar si estaba sentado. A veces estaba relajado en casa tomando café o fumando y aparecía la molestia, lo que muchas veces me impidió ir a trabajar”, relata Jorge Grenett, uno de los tantos pacientes aquejados por esta patología.
 
Se trata de un síndrome crónico que afecta entre el 10% y el 20% de la población mundial. “Aunque es difícil tener una cifra exacta debido a que se estima que sólo un 15% de las personas que lo padecen consulta a un especialista en algún momento de su vida”, explica la doctora Leyla Nazal, gastroenteróloga de Integramédica.

Pero, ¿cuáles son los síntomas para saber sí se trata de colon irritable?
 
-Lo más común es dolor abdominal con una intensidad variada.

-Cólicos que pueden aumentar al comer y aliviarse al defecar.
 
-Sensación de hinchazón, diarrea, estreñimiento o la alternancia de estas dos condiciones.

-Los síntomas pueden estar acompañados de otras manifestaciones, tales como dolor menstrual (mujeres) y acidez o sensación de saciedad precoz al comer (hombres).

La especialista advierte que existen síntomas que deben ser considerados “una alarma” para acudir de inmediato a un doctor como dolor abdominal acompañado de baja de peso, problemas nutricionales, dolencia nocturna que despierta a la persona afectada durante su sueño, sangrado rectal, fiebre y cambios en el color o aspecto de la piel.

“Hay pacientes que pueden confundir patologías de mayor gravedad, como lo es el cáncer de colon, con los síntomas del intestino irritable. No consultar a tiempo a un médico puede producir un diagnóstico tardío y perder la oportunidad de tratar oportunamente enfermedades más serias”, asegura la doctora Nazal.

Sus causas y posibles tratamientos

Hay múltiples teorías acerca de las causas del colon irritable; sin embargo, no hay plena certeza de éstas. Según la profesional, “podría deberse a una alteración de la función motora del colon, lo que genera movimientos anormales del intestino y en distintas intensidades”.

Además, la alteración del colon puede volverse una enfermedad crónica si es provocada por cambios psicológicos, trastornos del ánimo, depresión, estrés y angustia o por infecciones intestinales y la ingesta de algunos alimentos.

Por ello, el tratamiento dependerá de la causa que lo origine. “El primer paso es documentar los síntomas, registrando la forma y frecuencia de deposiciones, situaciones en las cuales se presentan las molestias, gatillantes y atenuantes, de modo de actuar dirigidamente a ese nivel”, acota la gastroenteróloga.

Consejos

-Evitar lácteos y comidas meteorizantes dado que son digeridos en forma parcial por el intestino (legumbres, coliflor, brócoli, cebolla, zanahoria cruda, choclo, arvejas, pasas, ciruelas y trigo o muy condimentadas).
 
-Mantener un horario adecuado para las comidas.

-Consumir alimentos de fácil digestión (leche de soya, pasta integral sin salsa, arroz blanco, papas cocidas u horneadas, pan blanco o integral, pescado a la plancha, jamón cocido, hu

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias