Salud

Lifting facial: Todo lo que necesitás saber

En el rostro se nota el paso del tiempo. Si bien existen múltiples cremas y masajes para intentar revertir estas marcas, la solución más radical y eficiente es el lifting facial.
lunes, 04 de julio de 2011 · 00:00
También conocido como estiramiento facial, el lifting es una cirugía estética en la que se estira la piel de la cara y el cuello. Su objetivo es borrar esas marcas que la vejez trae consigo, arrugando y alfojando la piel del rostro. La idea es tensar los músculas de la cara, eliminar el sobrante de grasa y recuperar un aspecto joven y saludable. La mejora es fácilmente apreciable.

Si bien el lifting es una operación de cirugía estética mayormente realizada en mujeres, es cada vez más común ver hombres que han pasado por el quirófano. Por lo general la edad en que se comienza a pensar en una cirugía de este tipo ronda los 40 años o más, que es cuando empieza a notarse más claramente el envejecimiento de la piel.
 
Sin embargo, no es raro que se realice entre jóvenes con problemas hereditarios. La técnica utilizada, explicada de manera simple, consiste en la realización de incisiones en el área del límite del cuero cabelludo, en las zonas de la sien, y en el área de los lóbulos de las orejas. El especialista procede a extraer de esa zona la grasa sobrante y lleva a cabo el estiramiento de la piel.

El procedimiento puede realizarse mediante anestesia local o general. Esto depende de varios factores, como el tipo de cirugía que se vaya a realizar y la elección del cirujano en su técnica particular. La operación tiene una duración de unas 4 a 6 horas.
 
El lifting puede traer ciertas complicaciones, como pueden ser cicatrices antiestéticas que necesiten ser tratadas posteriormente, o lesiones de ciertos nervios de la cara que pueden llegar a provocar parálisis en los músculos del rostro, aunque esto se da en casos extremadamente raros. Por lo general esas lesiones son temporales.

Otras problemáticas que pueden surgir a partir de esta cirugía estética son: posibles infecciones, hemorragias, hematomas, cicatrización patológica por exceso o por defecto, asimetría o cambio en la línea de implantación capilar.

Luego de la operación es necesario permanecer hospitalizado 1 ó 2 noches. Es posible reintegrarse a su vida normal luego de 10 a 14 días en la mayoría de los casos, dependiendo de la actividad a realizar. Es aconsejable no exponerse al sol por algunos meses.
 
Los resultados en la mayoría de los casos es absolutamente sorprendente, y sus efectos tienen una duración de entre 5 y 10 años, dependiendo de la edad del paciente.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias