Salud

El 40% de los bebés toman sólo teta

En la Argentina, el resto de los niños de hasta seis meses se alimentan con complementos en contrario a lo que recomienda la OMS.
lunes, 01 de agosto de 2011 · 00:00
Por qué nadie me avisó que cuando me bajara la leche me iban a dar escalofríos?”, se pregunta Sandra López, mamá primeriza de 32 años que tuvo a su bebé hace dos meses en una conocida clínica porteña, amiga de la lactancia materna. Ocurre que, a pesar de los avances en la difusión de la práctica del amamantamiento, las quejas más frecuentes de las madres están referidas a la falta de información sobre el tema desde el embarazo. Hoy se inicia la Semana Mundial de la Lactancia Materna (1 al 7 de agosto), durante la cual se vuelve a reflexionar sobre este tema crucial en la nutrición de las nuevas generaciones.

“El amamantamiento es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita para un crecimiento y desarrollo saludables. La Organización Mundial de la Salud afirma que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Se recomienda esta forma de alimentación exclusiva durante los seis primeros meses de vida, y luego, su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años.” Esto recomienda la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna, coordinadora de los eventos a realizarse en todo el mundo.

Sin embargo, la última encuesta realizada, en 2008, por el Observatorio de la Maternidad, dice que en la Argentina, sólo cuatro de cada diez niños se alimentan exclusivamente con leche materna hasta los seis meses. Es decir, el 60% no son alimentados según las recomendaciones nacionales e internacionales.

La Liga Internacional de la Leche es una ONG que existe desde hace 55 años, cuando fue creada en los Estados Unidos, y funciona desde hace 29 en la Argentina. Es una red de apoyo de “mamá a mamá” en la que padres y otros miembros de la familia no quedan excluidos. “Los problemas son la falta de asesoramiento a la mamá desde los primeros días en el centro de salud, que es el momento más importante. Porque es de las primeras prendidas”, dice a Tiempo Argentino Bárbara Cameron, quien dirige la entidad en el país. Además de coordinar dos grupos de familias que se reúnen semanalmente, recibe cerca de 150 llamadas mensuales de madres que llegan hasta su teléfono marcando el 0810-321-TETA (8382).

“La plétora –que es como se conoce a la bajada de la leche- ocurre entre el tercer y el quinto día. Cuando hay una buena demanda del bebé, el proceso es leve. Pero cuando por algún motivo hubo un alejamiento de la mamá de su bebé en los primeros momentos de vida, ese proceso puede derivar en escalofríos, o fiebre. Lo ideal es poner al bebé dentro de la primera hora de nacido o mientras el obstetra termina de hacer su trabajo, durante el parto, para que el proceso sea lo más natural y afable posible”, contesta Cameron –madre de mellizos a quienes amamantó hasta los 15 meses– a esa mamá primeriza.

Entre las instituciones que apoyan la lactancia materna se encuentran Fundalam (Fundación Lactancia y Maternidad), el Observatorio de Maternidad y los bancos de leche materna del país. Creados para disminuir la mortalidad infantil, ayudan a las madres que no pueden darle el pecho a sus hijos y se nutren de la solidaridad de las mujeres que puedan amamantar y quieran extender los beneficios de la lactancia más allá de su relación madre-hijo, donando su leche desinteresadamente. Existen en la Ciudad de Buenos Aires, en Córdoba, Mendoza, La Plata y Resistencia.


Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias