10 errores que tenés que evitar cuando te depilás con maquinita

Pero para poder aprovecharlo al 100% , prestá atención a estos consejos.
jueves, 8 de enero de 2015 · 00:00
ESPECIAL.- Aunque las depiladoras odien que nos depilemos con maquinita, y nos clavan su mirada cada vez que lo descubren, la realidad es que es un recurso muy cómodo cuando nos tiene que sacar de un apuro, y muy efectivo. Pero para poder aprovecharlo al 100% , prestá atención a estos 10 errores comunes que tenés que evitar

#1. Estás usando una máquina de afeitar vieja. Además de que sus hojas ya perdieron el filo, lo que dificulta un afeitado efectivo, están llenas de bacterias que entrarán en contacto con tu sangre si es que llegás a cortarte la piel con ellas. Dependiendo de el uso que le des, es esencial que cambies tu maquinita periódicamente.

#2. Compartís tu afeitadora. Es el peor error que podés cometer. Evitá contagiarte enfermedades usando tu propia maquinita, no importa si se trata de la de tu novio o la de una amiga que te la prestó porque te olvidaste de depilarte en tus vacaciones en la costa. 

#3. Es lo primero que hacés cuando entrás a la ducha. Permití que el agua tibia dilate tus poros para que sea más fácil eliminar el vello.

#4. No exfoliás tu piel antes de depilarte. Si lo hacés evitás que las células muertas vayan obstruyendo tu maquinita quitándole efectividad. Además también evitás la erosión cutánea.


#5. Usás jabón para afeitarte. El jabón regular seca la piel y, si lo combinás con un afeitado con maquinita, también le agregás irritación. Si no querés gastar en espuma de afeitar, por lo menos usáunas gotas de acondicionador.

#6. No limpiás tu maquinita después de usarla. Con el uso, tu afeitadora va recolectando restos de crema, piel muerta y pelos muy rápidamente y si no la enjuagás con agua tibia después de cada uso, vas a obtener un peor depilado y a aumentar las probabilidades de irritación.

#7. Hacés demasiada presión sobre tu piel. Haciendo esto de ninguna manera vas a lograr hacer que la maquinita elimine más pelo. Lo que si lograrás es más fricción y más irritación de lo normal.

#8. Lo hacés a las apuradas. Si tenés solo 5 minutos para depilarte las piernas y las axilas, además de para lavarte el pelo y el resto de las actividades que solés hacer en la ducha, mejor dejá la depilación para otro momento. No solo vas a dejar franjas de pelo sin depilar sino que las posibilidades de que te cortes aumentan.


#9. Te depilás en seco. Todas lo hemos hecho en un momento de apuro pero es muy malo para la piel. Si no tenés tiempo de meterte en la ducha, al menos usá algo para lubricar la zona antes de pasarte la maquinita.

#10. No humectás la zona luego de la depilación. Afeitarte puede secar muchísimo tu piel y causar irritación. Prevení ambas consecuencias aplicando crema humectante después de la depilación cuando tus piernas aún están bajo el efecto de la ducha tibia. (Redacción Minuto Neuquén)

Otras Noticias