Pánico por un nuevo virus que transmite un insecto

Genera malformaciones genéticas. ¿De qué se trata?. En Argentina, se refuerza la prevención.
martes, 01 de diciembre de 2015 · 00:00
SALUD.-Ya hubo dos muertos y más de 1.200 casos y el pánico se intensifica. En Argentina, se refuerza la prevención. Es que está en vigencia una nueva epidemia muy rara, sin antecedentes internacionales ni literatura médica previa.

El virus se desparrama por el nordeste de Brasil y ya entró en Río de Janeiro. El virus Zika es el causante y lo transmite el mosquito Aedes aegypti, que también inocula la malaria, el dengue y la fiebre chikungunya. Hasta hace unos meses, del Zika se pensaba que era “inofensivo”. Pero el sábado último, el ministerio de Salud brasileño confirmó que la dolencia no sólo puede ser letal. Da origen además al nacimiento de bebés con microcefalia, con serias secuelas en su desarrollo mental y motriz.

El gobierno de Dilma Rousseff ya decretó la emergencia sanitaria. Es que crece a velozmente el número de casos: ya son 1.248 diagnosticados en 12 estados provinciales brasileños. Los más afectados son los del nordeste, especialmente Pernambuco, Paraíba y Bahía. Pero el Zika ya se instaló en la capital carioca: allí se detectaron desde abril hasta ahora 21 episodios de recién nacidos con la malformación. Los niños con microcefalia poseen una cabeza de tamaño reducido y tendrán en el futuro un desarrollo deficiente de las funciones motrices, cognitivas y del habla.

El director de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles brasileño, Claudio Maierovitch, dio consejos para las mujeres embarazadas: deben reformar el uso de repelentes, protegerse contra los mosquitos con ropa clara y mangas largas; y evitar contacto con personas que presenten los síntomas. Estos son manchas rojas por todo el cuerpo, fuerte picazón, dolor de cabeza y fiebre. Pero las autoridades brasileñas tienen un desafío grande por delante: ampliar los esfuerzos en el combate al mosquito Aedes. Maierovitch precisó que el virus ingresó en Brasil recién este año y hasta ahora no tiene un tratamiento específico: “De allí la necesidad de terminar con el mosquito”. Reveló también que Brasil debe acostumbrarse “a convivir con el problema durante un tiempo”.

Ayer aterrizó en Brasilia un equipo de especialistas del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos. Los atrajo la explosión de bebés con microcefalia que se produjo en los últimos dos meses. Pero los científicos entienden que hay algo igualmente peligroso por analizar: la capacidad del Zika para provocar la muerte de quien contrae el virus. Las investigaciones deben intentar descifrar cómo actúa el Zika en el organismo, cómo ataca al sistema nervioso en la formación del feto en el primer período de gestación, informó Clarín. 

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias