Sociales

Films para ver de a dos en San Valentín

Una selección de escenas románticas en restaurantes y bares, para mirar en la cama...y festejar!.
domingo, 12 de febrero de 2012 · 00:00
Flashdance
Ícono de los 80s, esta película sobrevivió más por su banda de sonido que por su historia, aunque vuelta a ver tiene sorpresas. La letra de Maniac resume el argumento de la chica que trabaja en la fábrica de acero y sueña con llegar a ser bailarina profesional. En esta escena la protagonista está más linda y sexy que nunca. Mientras comen, él le cuenta deseos de su infancia, aunque a ella parece sólo importarle la carne de la langosta.
 
El joven manos de tijera
No es una escena romántica pero es parte de una historia de amor. Quien haya tenido una salida a cenar en una cita puede haberse sentido como Edward, con unas manos inútiles, peligrosas, con la imposibilidad de resolver las cosas más sencillas. Problemas de alguien que no entra fácilmente en el mundo de los otros. Bella película de Tim Burton, a quien uno se puede imaginar como Edward cuando joven, en sus comidas familiares.

Los puentes de Madison
En una de las escenas inolvidables de la película ella se estrena el vestido para él. Y comen juntos, y bailan, y uno se emociona y dan ganas de llorar. Este es un primer encuentro, esa primera vez que él se queda, improvisa un baño al aire libre que ella espía. Lavan las verduras juntos, comparten la sobremesa charlando, disfrutan la charla mientras se conocen. Es una de esas comidas cotidianas que encierran el cariño, la ternura y también el descubrimiento, la seducción tímida, el amor.

El perfecto asesino
Difícil poner esta escena como romántica, porque es parte de la historia de León con Matilda, una niña. Pero a la vez es una hermosa historia de amor, en conflicto no por la atracción entre ellos que no es sexual, sino por el inmenso cariño que se descubren. Ella es esa niña abandonada, la que se toma el champán mientras él no sabe cómo detenerla, la que juega a actuar de John Wayne o Madonna. Ella es muy niña. Pero también él lo es, en muchas cosas. Esta escena fue recortada en la edición original y recuperada en una versión posterior, “director´s cut”.

The apartment
Enorme comedia de Billy Wilder, genio del género. Como en toda buena comedia, hay mucho más que humor y buenos chistes. Atención a la jarra con Dry Martinis, la mención a Mae West, la forma de preparar la pasta, las velas y algo clave: no por improvisada y arreglada en el momento, una cena pierde la capacidad de transformarse en una velada romántica. “Solía vivir como Robinsoe Crusoe, un día vi una huella, era la tuya”... enorme frase para el amor.

Escape salvaje
True romance es el nombre original de esta muy buena película dirigida por Tony Scott (Deja Vu, El último Boy Scout y Top Gun, entre otras ), filmada con guión de Quentin Tarantino. Patricia Arquette está tal vez más hermosa que nunca y se suman Gary Oldman, Chistopher Walken y Dennis Hopper en el elenco. Gran escena en un típico bar rutero en el que él (y Quentin) resume las preguntas que hay que hacer y ella las posibles mejores respuestas que dar. La escena comienza con él diciendo “enough about Elvis” y a ella le gusta Phil Spector. Guiño para entendidos.

Adventurland
Bellísima película de Greg Mottola, mismo director de SuperBad. Jeese Eisenberg es James Brennan y Kristen Stewart es Em, en esta escena en un deli de su pueblo, tomando shots, bebiendo cerveza y haciendo las primeras preguntas de una relación que parece imposible. “¿Quién te rompió el corazón?”, le pregunta ella abriendo el juego. La salida de la escena es de una ternura conmovedora, con Pale Blue Eyes sonando mientras viajan en silencio.

Embriagado de amor
“Mi hermana es una mentirosa, necesito ir al baño”, dice Barry antes de irse de la mesa y destruir todo el cuarto de baño y hacer que lo echen. En pocos minutos se resume el amor y la furia del personaje de Adam Sandler. Lo que puede hacer zozobr

Otras Noticias