Sociedad

Sobreseen "definitivamente" a Grosso, un emblema de la corrupción en los 90

Prescribió la causa por irregularidades en la concesión de la "escuela shopping", denunciada durante su intendencia de la ciudad de Buenos Aires.
jueves, 29 de diciembre de 2011 · 00:00
El ex intendente de la Ciudad de Buenos Aires Carlos Grosso fue "sobreseído definitivamente" en la causa en la que se lo investigó, durante 20 años, por irregularidades en la concesión de la denominada "escuela shopping" durante su gestión, al declararse "extinguida por prescripción la acción penal seguida en estas actuaciones".

La Cámara Federal afirmó que "forzar una interpretación con la sola finalidad de mantener vigente una acción que, desde hace tiempo, ha permanecido sin avances cualitativos que permitan avizorar siquiera lejana una conclusión, carece a esta altura de razonabilidad”, según se desprende de la resolución conocida hoy.

En las cinco carillas del fallo se recuerda que el expediente se inició el 7 de mayo de 1992 y que en su trámite "intervinieron a lo largo de los años más de ocho magistrados -tanto de la jurisdicción ordinaria como de este fuero federal-, distintos tribunales de Alzada y la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

En diversos expedientes conexos, la investigación fue atravesando laberínticas instancias que incluyeron prescripciones, revocatorias, recusaciones, apelaciones, recursos y todo un espinel de planteos que enmarañaron la pesquisa a punto tal que hoy ni siquiera se puede "avizorar una lejana conclusión".

En una de esas actuaciones paralelas se dictó la prescripción respecto del empresario Hugo Szeinbaum, otros de los involucrados en la megacausa donde se investigó la concesión de la denominada "escuela shopping" en referencia al establecimiento educacional "Presidente Mitre", ubicado en Sarmiento y Avenida Pueyrredón, en inmediaciones de Plaza Miserere.

En el último fallo los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah concluyeron que no obstante el sobreseimiento definitivo del ex Intendente y "dado que detrás de la maniobra investigada subsistiría un conflicto de naturaleza patrimonial, la extinción de la acción penal dirigida contra Carlos Grosso no ha de frustrar la procedencia de reclamos de ese orden o acciones de recupero".

Se investigaba en el expediente la cesión al empresario Salomón Salem -efectuada mediante una ordenanza votada en la madrugada del domingo 30 de diciembre de 1990 por los ediles que entonces componían el ex Concejo Deliberante dela Ciudadde Buenos Aires- para la explotación de 17 locales a construir en la planta baja de la escuela.

Ello originó que el entonces concejal Aníbal Ibarra formulase, en 1995, una denuncia penal contra Grosso, los ex ediles radicales Miguel Herschberg, Héctor Fernández y Tomás Bres y los beneficiarios de la concesión, los empresarios Salem, Szeinbaum y Sofía Maraschi Levi por presunta administración fraudulenta.

Durante el mes de abril último se produjo el desalojo de los 17 comerciantes en base a lo resuelto por la Legislatura que sancionó la ley para restituir a la Escuela el uso de los inmuebles en cuestión "ubicados en su franja perimetral” y que habían sido cedidos mediante la polémica ordenanza 44.832.