Sociedad

Un fantasma sin rostro, acecha...

El suceso se dá en la municipalidad de Rosario.Su última aparición habría sido el último fin de semana largo cuando un empleado la vio en el baño. No tendría cabeza y se la vería vestida de blanco.
jueves, 23 de junio de 2011 · 00:00
Te contamos en esta nota una historia que nadie cree, pero es real. Mientras estaban trabajando los empleados del municipio de Rosario, un un inspector de Tránsito que participaba de un operativo pidió permiso para ir al baño e ingresó al edificio municipal.

Luego de unos minutos del ingreso, el inspector Lucio Montenegro apareció agitado, temblando del susto y con dificultades para hablar. "¡No saben lo que me pasó! Yo estaba orinando y una mujer se me metió en el baño del primer piso, pero era rara. Me dijo: “Soy Yolanda. Decile a los serenos que a la noche dejen las luces encendidas. Pegó media vuelta y subió por una escalera. No sé por qué pero me asustó mucho", relató el empleado que lleva 31 años trabajando en distintas áreas de la Municipalidad, según dice el diario La Capital.

Esto no tendría nada raro si no fuese que a esa hora de la mañana sólo cuatro empleados de la Dirección de Comunicación Social habían ingresado al edificio, y para qué una persona querría las luces encendidas si de noche nadie trabaja en el Palacio de los Leones, salvo personal de Mayordomía, quienes están a cargo de la vigilancia.

El hecho llevó a que personal de Mayordomía revisara las instalaciones cayendo en la cuenta de que esas escaleras llevan a la oficina del conmutador telefónico, donde en ese momento no había nadie trabajando.

Tras varios llamados telefónicos a distintos empleados que trabajaron en esa oficina descubrieron que hace muchos años trabajó allí una mujer de nombre Yolanda, que ya estaría muerta y habría trabajado como telefonista.