Sociedad

Fallo inédito: Por impotencia sexual del marido, la Justicia anuló un matrimonio

La mujer demostró que era virgen, tiene 30 años y dijo que no tenían relaciones. El acusado presentó un escrito judicial y propuso hacerlo delante de los jueces para demostrar que es viril.
viernes, 19 de agosto de 2011 · 00:00
En Rosario, se dio un hecho que sienta precedentes: Un juzgado de Familia anuló un matrimonio al comprobarse que uno de los contrayentes sufre de impotencia sexual.

En base a los primeros datos, el pedido de nulidad del vínculo legal fue solicitado por una mujer que expuso como argumento para tal efecto la disfunción que sufre su actual pareja, un hombre de unos 40 años.

La prueba viril insólita. Pero el trámite judicial deparó un episodio hilarante cuando el marido en cuestión, como respuesta al fallo y a la misma petición que había realizado la mujer, por escrito le pidió a los jueces que le den la posibilidad de demostrar que es capaz de mantener relaciones sexuales con una mujer. Y para tal motivo se ofreció a tener un encuentro íntimo con una dama frente a los magistrado, una petición que dejó estupefactos a los jueces.

Parece de un film de Woody Allen pero no, el caso es real y fue dado a conocer en medios de la ciudad. Lo que no no se difundieron fueon los detalles sobre los protagonistas.

Fue planteado cuando una mujer de unos 30 años se presentó en uno de los juzgados de Familia de los Tribunales Provinciales, ubicados en la planta baja del edificio de Balcarce al 1600, para pedir la nulidad de su matrimonio porque su cónyuge, un periodista que tiene unos 40 años, supuestamente sufría impotencia sexual.

Sin consumación. Según fuentes judiciales, la mujer presentó en los tribunales estudios ginecológicos con los que demostró que era virgen y pidió la anulación del matrimonio porque hacía años que no podía tener relaciones sexuales con su pareja.

El hombre de prensa nunca compareció ante el juzgado. Pero se supo que en los úlitmos días presentó un escrito judicial en el cual le pidió a los jueces que le dieran la posibilidad de demostrar que era capaz de mantener sexo con una mujer. Y como si eso fuera poco propuso hacerlo delante de los jueces, iniciativa que dejó con la boca abierta a todos.