Sociedad

La pobreza bajó a 5,7% de los hogares y la indigencia, a 2,2 por ciento

Durante el primer semestre se ubicaron por debajo de la línea de pobreza 455.000 hogares, los que incluyen 2.086.000 personas. En ese conjunto, 173.000 hogares se hallan, a su vez, bajo la indigencia, informó el Indec
lunes, 26 de septiembre de 2011 · 00:00
Al observar los datos puede verse que la incidencia de la pobreza es mayor para las personas que para los hogares, lo que indica que, en promedio, los hogares pobres tienen más miembros que los no pobres.

Es decir, que las diferencias no provienen de una metodología diferente, sino del tamaño de los hogares en ambos grupos.

La información del Indec corresponde al agregado de los 31 aglomerados relevados por la EPH, el conjunto de aglomerados de 500.000 y más habitantes y el conjunto de aglomerados de menos de 500.000 habitantes.

Un año antes, la pobreza abarcaba a 8,1% de los hogares y la indigencia ascendía a 3,1% de las familias.

"Respecto de la medición del primer semestre de 2010, se observa la continuidad de la tendencia decreciente en los porcentajes de hogares y personas por debajo de la línea de pobreza e indigencia", explica el organismo oficial de estadística.

En este sentido, hay 170.000 hogares menos debajo de la línea de pobreza, lo que implica 883.000 personas menos. Del mismo modo, bajo la línea de indigencia se registran 34.000 hogares menos (una disminución de 183.000 personas).

Coincidencias en los progresos

Cabe recordar que al cierre del primer semestre de 2003 los hogares que no reunían los ingresos suficientes para adquirir los bienes y servicios esenciales abarcaba a 42,7% de los grupos habitacionales, mientras que no podían comprar los alimentos básicos el 27,7 por ciento.

Ell consenso de los economistas y consultoras privadas reconocen que la bonanza de los últimos ocho años, junto a la ampliación de los planes asistenciales, como la asignación universal por hijo, posibilitó una notable disminución de las familias con carencias básicas.

Sin embargo, dadas las enormes diferencias prevalecientes con el Indec respecto de la variación de los precios, la mayoría estima umbrales de pobreza e indigencia que más que casi triplican los calculados por el Indec.

Comentarios