Turismo

Toda la adrenalina y la aventura en La Rioja

Entre Aimogasta y Famatina, en parapente o en carrovela, una travesía por hitos históricos y lugares encantados. Datos y fotos.
lunes, 09 de mayo de 2011 · 00:00
El complejo Vientos del Señor, 90 km al norte de La Rioja capital y a 1.250 de Buenos Aires, es un templo del carrovelismo. Por lo general, a los que son principiantes, les toca un carro biplaza.  El carrito está formado por dos canoas con ruedas y una vela en el medio, que va de un lado al otro, según soplen los acompañantes para hacer este deporte, con una particularidad: el acelerador va en la mano y el volante se maneja a pedales con los pies. Eso sí: en la canoa, se viaja acostado.

Relax total, despacito empieza a tomar una velocidad considerable. A 1.250 metros sobre el nivel del mar, la pista fue hace 11 millones de años un lago. Ahora es una planicie arcillosa, seca, árida, de 7 km de largo por 4 de ancho, con el Cordón montañoso del Velazco de fondo.

De camino a las Ruinas de Hualco, en el departamento de San Blas de los Sauces, por lo general hacen noche en Aimogasta, un pueblito a 45 km de la pista de carrovelismo. A la mañana, de camino a la famosa ruta 40.  Hasta las Ruinas son 800 metros en subida. Dicho lugar es conocido como "Pucará de Hualco", se trata de los restos de un pueblo del 1050 y no de un espacio de defensa. En el punto más alto de las Ruinas hay una gran panorámica: sierras marrones, cielo ultra celeste y una perpendicular de cemento: la ruta 40.

Se aprecia el horizonte desde allí y se puede oir la excepcional acústica del lugar, en un lugar que la tranquilidad es el mayor espectáculo.

A volar

De vuelta en la 40, se puede seguir camino hasta Famatina. Allí el parapente en la Sierra Paimán, es la aventura obligada. Esta es toda una experiencia que depende del viento y de la habilidad de quien nos acompañe. Hay personas que se encargan de instruir brevemente para esta práctica.

En Famatina, se encuentra la Finca Huayrapuca que visita la mayoría de la gente que anda por estos sitios. Como la especialidad de la casa es la producción de nueces, el original piso del lugar está cubierto de cáscaras marrones. Allí hay un deleite a probar: cordero a la parrilla, chorizo al vino blanco, verduras asadas, queso de cabra y dulce de cayote.

Cuesta arriba

La excursión a La Mejicana impone un buen abrigo: hay que subir a 4.600 metros y hará frío.

Aquí por lo general se va en un jeep de los legendarios,  con techo de lona. El camino de montaña empieza, primero, como una ruta de tierra y, poco a poco, se convierte en un piso de piedras, piedritas y piedrotas, el deshielo del río Amarillo (porque el agua es de color ¡amarillo!) que pasa bajo las ruedas y se da un divertido rebote del cuerpo ante cada maniobra.

Tras ello, se visita el Cañón del Ocre, donde se pueden observar las cuevas que fueron habitadas por trabajadores. En la cima el turista se encontrará con los restos de un cable carril construido por los ingleses a principios de siglo XX: la obra se hizo en tiempo récord, se construyeron nueve estaciones para trasladar el oro.

La vista es impactante: la montaña gigante, las torres de hierro, las vías del tren, los carros vacíos, las entradas a las minas; una obra de ingeniería llamativa a tanta altura. Hay un poco de apunamiento por los miles de metros de altura. Lo bueno es que para aliviar el malestar, el remedio es comer chocolate.

COMO LLEGAR
En avión, por Aerolíneas Argentinas, (vuelos de jueves a sábado y los martes).

DONDE ALOJARSE
La Rioja: Naindo Park, naindoparkhotel.com
Aimogasta: Hotel del Centro, (hoteldelcentro.com.ar).
Famatina: en la Finca Huayrapuca. Hay visitas guiadas por sólo $ 10 (www.nueceshuayrapuca.com.ar)
En Chañarmuyo: Bodega y Posada Chañarmuyo Estate. (chanarmuyo.com.ar)

QUE HACER
Carrovelismo: Complejo Vientos del Señor (sáb., dom. y feriados de 10 a 22). Hay refugios, asadores

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias