Turismo

Descubrí Europa en cuatro ruedas

El lugar del mundo con más atractivos por metro cuadrado dicen que es Europa. Y en este recorrido lo podés comprobar. Datos y las fotos para que sin moverte puedas disfrutar y conocer más sobre varios lugares.
jueves, 29 de septiembre de 2011 · 00:00

En el viejo continente un pueblito cualquiera alberga un monasterio milenario, el camino menos pensado lleva hacia un castillo medieval, junto al más insignificante arroyo se levanta un acueducto romano y tras la más anónima de las colinas se esconde un restaurante de cinco estrellas Michelin. Y estas son cosas que no se ven desde el avión, sino a ras del suelo. Recorrer Europa dando saltos aéreos entre ciudades puede que sea práctico, rápido o relajado, pero te hace perder todo lo que hay en el medio, que es muchísimo.

Para ver todos esos “pequeños tesoros” (algunos no tan pequeños) que albergan las entrañas de Europa no hay nada como viajar en auto, aprovechando la extensísima e impecable red de autopistas y carreteras que une a todos los países del Viejo Continente. Aquí te proponemos uno de los itinerarios posibles, que se comienza en Madrid y transcurre hacia el norte de Europa en etapas signadas por ciudades como San Sebastián, Burdeos, París, Brujas, Amsterdam, Colonia y Munich. Al dar la vuelta y emprender el regreso, la travesía enhebra urbes italianas como Verona, Florencia y Pisa, para luego recorrer la costa mediterránea de Francia y concluir en la fantástica Barcelona.

Madrid

El punto de partida es la capital española, una ciudad de múltiples encantos a la que hay que destinar al menos tres o cuatro días. Quienes la visitan por primera vez no pueden dejar de conocer sitios como la Plaza Mayor, la Gran Vía, los Museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía y barrios como La Latina, Chueca y Malasaña, donde late la intensa vida nocturna y gastronómica de la ciudad. Madrid es además un sitio ideal para alquilar un auto, gracias a la diversidad de ofertas . El viaje parte desde Madrid hacia el noreste, rumbo al País Vasco y la frontera con Francia, saliendo del centro de la ciudad por la circunvalación M-30 y luego la autopista A1. El recorrido tiene 450 km (unos 20 euros de peaje) y pasa por sitios como Burgos (parada para ver su famosísima y gótica Catedral) y Vitoria, la capital vasca, una de las ciudades más elegantes de toda España.

Llegados a San Sebastián, no hay plan mejor que reponer fuerzas en alguno de los bares de pintxos (tapas) del casco antiguo. Y luego destinar al menos una jornada para pasear por las playas de la bahía de la Concha, sus bulevares estilo belle epoque y los encantadores pueblos vascos que la rodean, como Tolosa, una pequeña y encantadora ciudad de puro carácter vasco, rodeada de colinas verdísimas, y Hondarribia, con su hermosa bahía y el puerto situado frente a la ciudad francesa de Hendaya.

Paseando por Francia. En los “Autonautas de la Cosmopista”, el libro que Cortázar escribió junto a su mujer Carol Dunlop, se narran unas vacaciones de la pareja transcurridas en la fantástica red de zonas de descanso de las autopistas francesas (www.autoroutes.fr). Además, los campings de Francia suelen ser muy baratos y de excelente calidad (casi siempre tienen bungalows o cabañas), por lo que brindan la posibilidad de contar con opciones de alojamiento muy económicas y en contacto con la naturaleza.

Saliendo de España por el paso de Irún, las autopistas E70 y E5 van uniendo sitios de gran interés de la costa vasco-francesa como Saint Jean de Luz y Biarritz, hasta llegar a Burdeos, la gran capital del vino francés. Allí se puede hacer una escala breve para disfrutar de un almuerzo bien francés en alguno de los restaurantes del centro histórico o bien destinar un día a recorrer alguna de sus cuatro zonas vitivinícolas (Saint Émilion, Pomerol, Médoc y Graves), que combinan colinas tapizadas de viñedos, imponentes castillos y bodegas de enorme prestigio como el Château Lafite Rothschild, donde se elabora uno de los mejores (y más caros) vinos del mundo.

Continuando hacia el norte, se pasa por otras ciudades históricas como Poitiers y Orleans. En total, hasta París son 820 km (habrá que pagar 60 euros de peaje) que se pueden hacer de un

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias