Turismo

El ránking de los lugares más curiosos del mundo

Ciudades y micronaciones que no dejan de sorprender por sus nombres, fisonomía y particulares características. Galería de fotos imperdible!.
viernes, 10 de agosto de 2012 · 00:00
Å, Moskenes, islas Lofoten, Noruega

Para un conjunto sorprendente, nada mejor que empezar por la primera letra del alfabeto. Å, que significa riachuelo en noruego, era un tradicional pueblo pesquero especializado en la salazón y desecación de pescado, sobre todo del bacalao; actualmente su economía se ha desplazado hacia el turismo. El problema es que los turistas, además de visitar los dos museos que existen, tratan de llevarse las señales de tránsito que tiene el nombre de la ciudad. Se dice que la gente de Å es de pocas palabras.


Fucking, Tarsdorf, Innviertel, Austria

El nombre de esta pequeña aldea en Alta Austria, cerca de Salzburgo, que empezó siendo divertido para la gente de habla inglesa, hoy lo es para muchos que en un mundo globalizado saben los diversos matices de la palabra, que van de lo sexual al insulto. El pueblo es conocido como Fucking desde el año 1070 y proviene de un personaje del siglo VI llamado Focko. «Ing» es un sufijo germánico que significa «gente»; de esta forma, Fucking significa «lugar de la gente de Focko». Los turistas suelen hacerse fotos junto a la señal de entrada al pueblo, una de las más robadas en Austria, al punto que hay un presupuesto especial para reemplazar las señales del «fucking» pueblo. En agosto de 2005, se reemplazaron por señales a prueba de turistas y ladrones, soldadas en acero y aseguradas con cemento para que sean más difíciles de llevar. Al otro lado de la frontera, en Baviera (Alemania), hay una ciudad que se llama Petting (franelear) y otra que se llama Kissing (besar).



French Lick, Orange, Indiana, EE.UU.

Una alternativa erótica al nombre anterior es el de esta ciudad estadounidense que no ha temido decir a los visitantes que allí son bienvenidos con un French Lick, es decir, un «beso francés». Hay carteles que no sólo ofrecen el famoso beso porno, sino también, se podría imaginar (obvios) recuerdos, juguetes (cualquiera a esta altura sabe de qué se tratan) y dulces.



Salsipuedes, Córdoba, Argentina

Si tuviera en cuenta la amenaza implícita en su nombre, nadie entraría a esta hermosa ciudad de las sierras de Córdoba, en el Departamento Colón, a 35 km de la capital de la provincia. Existen varias leyendas en torno a su nombre. En una de ellas se dice que un aborigen, de la tribu comechingón, secuestró a la esposa de otro. En su intento de huir, ambos hombres se trabaron en lucha venciendo el secuestrador, y arrojando a su derrotado a las aguas del río. En señal de satisfacción le gritaba al infortunado: «Sal si puedes».



Taumata, Porangahau, Nueva Zelanda

Tras el nombre más breve, viene el más largo, el de Taumata whakatangihangakoauauotamateaturipukakap-ikimaunga horonu kupokaiwhenuakitanatahu, que posee el récord Guinness como el topónimo en uso más largo del mundo, con 85 letras. Traducido literalmente significa: «La cumbre de la colina donde Tamatea, el hombre con las rodillas grandes, el escalador de las montañas, el devorador de la Tierra, que vagó por los alrededores, tocó la flauta para su amada». Es el nombre maorí de una colina, cerca de Porangahau, al sur de Waipukurau en el extremo sur de la bahía de Hawke, Nueva Zelanda. Los pobladores le dicen simplemente Taumata.



Coober Pedy, Adelaida, Australia

Esta ciudad, donde la gente vive bajo tierra, está al norte de Australia Meridional, 846 kilómetros al norte de Adelaida junto a la Stuart Highway. Según el censo de 2006, su población era de 1.916 habitantes (1.084 hombres, 832 mujeres, incluyendo 268 aborígenes australianos). Es conocida como la capital mundial del ópalo por la cantidad de minas de este mineral que hay allí, pero su mayor fama surge de que la mayoría de los residentes vive bajo tierra, en viejas minas rehabilitadas, para protegerse de las alta

Comentarios

Otras Noticias