Villa Pehuenia, la combinación perfecta entre naturaleza y descanso . Fotos

Caminatas, esquí, cabalgatas y una buena gastronomía
lunes, 18 de julio de 2016 · 00:00
TURISMO.- Para estas vacaciones de invierno, nada mejor que Villa Pehuenia. La localidad es una aldea de montaña secretamente enclavada en un anfiteatro de cerros y lagos con playas de arena blanca que se esconden en el bosque patagónico a tan sólo 310 kms de Neuquén capital y a 11 kms de Chile. Con encantadoras formas con penínsulas y bahías, resulta el destino ideal para quienes anhelan disfrutar sus vacaciones durante las 4 estaciones del año, en un marco natural paradisíaco que conjuga tranquilidad, servicios de calidad, hospitalidad, exquisita gastronomía y diversión.

En invierno, cuenta con el cerro Batea Mahuida como gran protagonista; interesante centro de esquí. Los faldeos elegidos para la práctica de deportes son óptimos por su acumulación de nieve y el reparo del viento. La pista principal llamada Monkol (nombre cultural y natural del lugar donde esta el T-bar), de 700 metros de longitud, se encuentra a 1.700 metros sobre el nivel del mar.

Otra de las pistas, llamada Chankin, se extiende por 150 metros de longitud, con su medio de elevación, un poma o ski lif. Además posee una pista de trineos exclusiva para niños.

Los medios de elevación tienen una capacidad de arrastre de 500 pasajeros por hora.

El paisaje conmueve y emociona, así como su gente, en un entorno intercultural, donde la comunidad mapuche también ofrece propuestas turísticas como su Parque de Nieve Batea Mahuida que le da un sello de identidad distintivo al destino, que se manifiesta sobre todo para la práctica de deportes invernales creado y administrado por la Comunidad Mapuche Puel y actividades como el campamentismo, cabalgatas y senderismo, ambientalmente sustentables y en armonía con los sueños de quienes habitan estas tierras.

Otras cosas para hacer

La villa y sus alrededores permiten al visitante disfrutar caminatas la por diferentes sendas de distinta dificultad, que lo conducirán a través del bosque milenario a diversos puntos de interés turístico y recreativo, como por ejemplo: playas, miradores o zonas de pic-nic. También se pueden recorrer senderos atravesando puntos de interés cultural en territorios de la comunidad mapuche Puel, caminando por inmensos bosques de araucarias, lengas y coihues. Paseando por estas sendas, el visitante descubrirá los secretos del bosque y de la gente que vive en él, podrá compartir el hermoso paisaje agreste y disfrutar de ríos y cascadas, de la unión de los lagos Aluminé y Moquehue, o simplemente deleitarse con las imponentes montanas que forman parte de este inigualable paisaje.

Las cabalgatas, por su parte, son una actividad que permite descubrir la villa a través de sendas que se pierden en la montaña, para llegar a distintos rincones donde se experimentarán sensaciones de paz y tranquilidad. Atravesando inmensos bosques de araucarias, observando la distinguida flora autóctona, hasta desembocar en uno de los sitios panorámicos más destacados, la cima del volcán Batea Mahuida, y desde allí apreciar la belleza de la cordillera de los Andes y de los lagos Aluminé y Moquehue. (El Día)

Fotos:

Resultado de imagen para villa pehuenia  Resultado de imagen para villa pehuenia

Resultado de imagen para villa pehuenia  Resultado de imagen para villa pehuenia

Otras Noticias