Cultura

La nueva enciclopedia gay

Una síntesis de la contracultura homosexual atravesada por figuras representativas y por personajes que apoyaron sus derechos.
viernes, 30 de octubre de 2009 · 00:00
La "Enciclopedia gay" confeccionada por Mariano López e Ignacio D`Amore es un compendio caprichoso de personajes que conforman un imaginario transgresor y desenfadado de la cultura homosexual, a la que intentan rescatar del entumecimiento de la última década.

Este libro "bien puede entenderse como un obituario de la cultura gay que corre a toda máquina hacia su propia extinción, habiendo entrado en coma profundo hace más de una década", ironizan en el prólogo `Las Autoras`, tal como lo firman.

Se trata de "una personalísima nómina de lo que sobrevivirá a este naufragio trágico pero justo, una suerte de catálogo de un museo de lo que está a minutos de ya no ser", afirman López y D’Amore en el texto, con más de 300 páginas donde circulan hechos de artistas, políticos y personajes varios que formaron el imaginario vanguardista y contestatario de lo gay.
Fanáticos de la información y de saber siempre más de todo, el libro les dio espacio para repasar íconos gay muy clásicos y escribir sobre otra gente que igualmente merecía ser nombrada por su índole icónica en ámbitos más alternativos o `unders`.

Muchos de los personajes que aparecen en la enciclopedia no son gays, lesbianas, travestis, ni trans, pero tienen ese carácter particular como representantes de minorías y de la contracultura, una fuerte militancia en defensa de sus derechos o el apoyo a esos grupos.

Ahí están David Bowie, Britney Spears; Morrisey y Cher; Capote; Diana, de Invasión extraterrestre; Lía Crucet; la Sarli; Goycochea y Beckham; la reina Elizabeth I y una foto de Ricky Martin que lo dice todo, la única del libro.

Las "intensísimas" de la pantalla grande Bette Davis y Joan Crowford, enemigas encarnizadas fuera de los celuloides en la época dorada de Hollywood, son algunos de los personajes elegidos por los compiladores en esta enciclopedia.

"En distintas décadas, actores y actrices de Hollywood dieron forma a una especie de la cultura de la fantasía que hace tiempo no existe más porque se jugaban otras cosas, en ese momento el cine era la única fantasía posible", sintetiza D`Amore.

San Sebastián, Donna Summer y Bjork son otras figuras con que los compiladores se alejan del "juego de pasteurización propuesto por el actual mercado de la `cultura gay`: que ya no lo es más entre comillas porque perdió ese espíritu propio de ir contra ciertas cosas", señala D`Amore.

Así crearon un "lado B" del libro, publicado por Sudamericana, con `raros` y representantes de una suerte de "contracultura de la contracultura" como lo fueron en su momento los performers Batato Barea, Fernando Noy y Antonio Gasalla, o los son hoy Mika, un cantante libanés que hace acordar a Queen, y la banda feminista Le Tigre.

Mirtha Legrand, Tina Tuner, Federico Moura, María Callas, Andy Warhol y Verónica Castro son otras de las más de 200 celebridades que aparecen tipificadas en secciones como tv, deportes, moda, filosofía y letras, históricos, intérpretes, vidas trágicas y misceláneas.

Se suman a todas ellas, un capítulo especial: `Madonna`, un apartado sobre la reina del pop atravesado por todas los subgéneros en que los autores dividieron el diccionario.

"Nos parecía bueno hacer el libro, es como decir `bueno, durante todo este tiempo pasaron todas estas cosas y esto es una etapa cerrada`. La rebeldía y el escándalo como quiebre ya se hizo y ahora es todo un interrogante", concluye.
 

Dolores Pruneda Paz - Télam





Otras Noticias