Cultura - VIDEOS

1460 días sin el Negro Fontanarrosa

Hoy 19 de julio se cumple el cuarto aniversario de la muerte del humorista y escritor rosarino. Algo sobre su vida tan rica, su obra y sus mejores frases.
martes, 19 de julio de 2011 · 00:00
Como todos los grandes el cariño sigue latante, su obra viva y su humor intacto. Como todos los grandes, Roberto Fontanarrosa se fue de "gira" pero siempre seguirá vivo gracias a su pluma, desde donde nacieron sus históricos personajes y sus geniales escritos.

Su presencia física no está, pero su letra permanecerá por los siglos. El talento es inconmeusrable y no muere con el cuerpo. “El Negro” fue un inmenso escritor y humorista de origen rosarino, que murió hace exactamente cuatro años. Tenía 62 años y cerró sus ojos en el Sanatorio Centro, de Rosario, donde fue trasladado desde su domicilio por una insuficiencia respiratoria.




Su fecha de nacimiento fue el 26 de noviembre de 1944, fanático del fútbol y de Rosario Central, unió esa pasión con la literatura y el humor gráfico. Colaboró con numerosas revistas y publicaciones y publicó varios libros, sobre todo, cuentos, como El mundo ha vivido equivocado, La mesa de los galanes o No sé si he sido claro.

Inodoro Pereyra y Boogie, el Aceitoso tomaron vida gracias a su creatividad. "Yo tengo que publicar todos los días, y si espero a que lleguen las musas me muero de hambre", respondió una vez, cuando le preguntaban sobre cómo lograba inspirarse cada día para seguir haciendo reír con sus míticos personajes como Inodoro Pereyra.

En su larga trayectoria, Fontanarrosa consiguió cosechar varios premios, halagos de la crítica y de la gente y homenajes. Por ejemplo, el 26 de abril de 2006, el Senado le entregó la Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento, por su labor y aportes a la cultura argentina.

En esos momentos, El "Negro" aclaró: "No tengo intención de trascendencia, yo quiero hacer que la gente se ría, hacer reír, como o hicieron conmigo Chaplin y el Negro Olmedo", había señalado el rosarino.

Otra de sus intervenciones inolvidables fue cuando participó en el Congreso Internacional de la Lengua, en el 2004, y su defensa de las "malas" palabras. Allí preguntó: "¿Por qué son malas palabras? ¿Le pegan a las otras palabras? ¿Son de mala calidad, y cuando uno las pronuncia, se deterioran?".






El querido “Negro” Fontanarrosa falleció en su ciudad natal, luego de padecer, desde 2003, una difícil enfermedad neurológica, llamada esclerosis lateral amiotrófica, por la cual perdió paulatinamente su movilidad y que le impidió dibujar el último año de su vida. Pero su talento hace que hasta el día de hoy, siga vigente como el primer día.


Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias