Por esta foto en las redes sociales, lo despidieron del trabajo ¿Por qué?

Trabajaba en una cadena de restaurantes, pero decidieron desvincularlo.
viernes, 18 de agosto de 2017 · 00:00
ESTADOS UNIDOS.- Sus rostros, sus lemas y cánticos de odio todavía están presentes en la memoria de muchos de nosotros tras los violentos disturbios del fin de semana en Charlottesville, Virginia, en los cuales una mujer y dos agentes del orden murieron.

Pero los neonazis y supremacistas blancos que marcharon están siendo identificados en las redes sociales, y uno de ellos perdió su empleo.

Todo comenzó cuando la cuenta de Twitter “Yes, you are racist”, con más de 274.000 seguidores, lanzó un pedido a sus seguidores en Internet:

“Si reconoces a cualquiera de los nazis que marchan en #Charlottesville, envíenme sus nombres / perfiles y los haré famosos #GoodNightAltRight”, anunció @YesYoureRacist.

Y ciertamente abundan fotos y videos de todo tipo, donde pueden distinguirse con total claridad los rostros de quienes desfilaron coreando consignas racistas. Así quedó expuesto Cole White, empleado del restaurante Top Dog en Berkeley, California.

En un mensaje al diario East Bay Times la compañía informó poco después: “A partir del sábado 12 de agosto, Cole White ya no trabaja en Top Dog. Las acciones de aquellos en Charlottesville no son apoyadas por Top Dog. Creemos en la libertad individual y la asociación voluntaria para todos”.

La marcha ‘Unite the Right’ (Unir a la derecha), la mayor de su tipo en años, ocasionó violentos disturbios, y una mujer de 32 años opuesta a los racistas murió tras ser embestida con un auto por uno de ellos.

Desde luego, esa estrategia empírica de identificación conlleva el riesgo de que se cometan errores, algo que ya ha ocurrido con @YesYoureRacist. Las personas que manejan la cuenta han tenido que disculparse por al menos una identificación errónea.

Otro de los identificados, Peter Cvjetanovic, tuvo que defenderse públicamente luego que se divulgara una foto donde aparece con expresión furiosa sosteniendo una antorcha -tal como hacía los miembros del Ku Klux Klan en la década del 60.

“Entiendo que la foto tiene una connotación muy negativa -dijo -. Pero espero que las personas que compartan la foto estén dispuestas a escuchar que no soy el racista furioso que ven en esa foto”.

Pero no todos están dispuestos a semejante tolerancia ante las expresiones de odio racial.

GoDaddy, la compañía proveedora de hosting para sitios de Internet, decidió cancelar la cuenta del sitio de extrema derecha DailyStormer luego de que este difamó de la mujer que murió atropellada en Charlottesville, Heather Heyer. Google también lo rechazó.

El grupo de hacker activistas Anonymous también tomó la dirección de Internet de Daily Stormer y creó un sitio para suplantarlo, proclamando así el “fin del odio”.

Otras Noticias