¡El incómodo momento que vivió Stefi Roitman en Bienvenidos a bordo por ocultar a Montaner!

La modelo participó del programa y tembló cuando le pidieron que recorra la casa en la que vive en Miami.
miércoles, 29 de abril de 2020 · 19:51

Cuando Stefi Roitman decidió blanquear su romance con Ricky Montaner, hijo del cantante Ricardo, el día de los enamorados, nunca se le pasó por su cabeza que, ni bien empezada su relación, iba a quedar en cuarentena junto a su novio y la familia de él.

La actriz se tomó esta situación con total liviandad y mucho humor, y después de muchas idas y vueltas se animó a mostrar la casa en la que está viviendo, en Miami, mientras fue parte del programa Bienvenidos a bordo para jugar el verdadero o falso. Aunque aclaró que la mansión en la que vive “no es la casa de la familia Montaner, estamos en un lugar todos juntos donde vinimos a pasar la cuarentena cerca de Sunny Island”.

La modelo no estaba muy de acuerdo con el pedido de Guido Kaczka, de moverse por la casa para mostrar los distintos ambientes, una de las condiciones del juego propuesto por el programa. “¿Tenés miedo de que pase Montaner en c...”, le preguntó en tono jocoso el conductor.

Sin embargo, la licenciada en economía empresarial accedió a la requisitoria del conductor. El recorrido comenzó en un amplio jardín, con pileta de natación y una hermosa vista panorámica. “La verdad es que me agarra la culpa, porque podría haber estado en mi departamento de dos ambientes en Buenos Aires, pero bueno, me tocó estar acá”, se sinceró.

Acto seguido, Sofi explicó por qué no estaba convencida de mostrar la vivienda. “Lo que pasa es que después a una la matan, enseguida te dicen ‘¿qué tenés que andar mostrando?’”, confesó luego de aceptar el pedido que le hicieron desde el programa.

 

Luego, el juego requería que muestre la habitación que comparte con Ricky y ella aprovechó para contar cómo se inició la relación. “Muy tranqui y sobre todo muy prolijos y a distancia. Mucha videollamada”, detalló la actriz, que esquivó la pregunta cuando le consultaron sobre la idea de casamiento.

El recorrido por la casa en la que Roitman convive con los Montaner, terminó en uno de los múltiples baños que tiene la casa, para dar por terminado el juego y ganado por Stefi, según las palabras de Kaczca: “Por todos los lugares que pasó y no se vio a un Montaner aunque sean 500. Para mí los tiene a todos encerrados en un placard”.

Otras Noticias