“Estoy enfermita”: Sonia Isaza reveló el motivo de su malestar físico y alarmó a todos

La celebridad compartió una serie de historias de Instagram, que llamó la atención.
martes, 13 de julio de 2021 · 08:41

Hace algunas horas, la modelo y celebridad fitness Sonia Isaza compartió una serie de historias desde un paradero al aire libre al que había acudido con amigas y confesó que no se sentía como le hubiese gustado. El malestar de la estrella de redes se debió a sus síntomas de resfriado, que aseguró que le molestaban mucho. Isaza se encuentra en pareja con el jugador de fútbol chileno Arturo Vidal.

“Les cuento que estoy enfermita. Se me nota en los ojos, ¿cierto?”, comenzó su descargo la influencer y les preguntó a sus amigas presentes sobre cuán notorio era su estado. “Un poquito. Pobrecita”, le respondió una de sus amigas, quien tenía un look de maquillaje muy parecido al de ella. “Qué mal”, remató Isaza y así dejó en claro cuánto la afectaban sus síntomas. En la historia anterior, la celebridad les dejó ver a sus millones de seguidores que había degustado de un rico y vistoso postre que les sirvieron en el restaurante al que habían acudido y que, a simple vista, parecía un mini cheese cake.

Más tarde, Isaza demostró que tiene sus frases de cabecera para momentos difíciles y compartió una imagen con un mensaje que rezaba: “Que nada rompa tu paz, que no te toque el dedo que cobardemente te señala, ni la palabra mal intencionada, ni la bala del enemigo”, dice la frase escrita por Jahir Rueda y sigue: “Ni la mirada macabra del envidioso y mañoso, que nada robe tu paz, que nada robe tu gozo”. De esa manera, la celebridad demostró a todos los cibernautas cuán segura está de sí misma y que no se dejará voltear por ninguna adversidad.

 

La religión, ante todo

En otra de sus historias de Instagram, Isaza compartió una foto que contenía un sentido mensaje dedicado a Jesús, al que la modelo adhirió. “Jesús, sé que nada es imposible para tí, pero a veces lucho para creer eso. Por favor, ayúdame en mi incredulidad. Haz cosas imposibles para el mundo a mi alrededor y úsame en el proceso”, comienza la frase y continúa: “Dame el coraje de pedirte abiertamente lo que necesito y confiar en tí mientras espero que me respondas. Fortalece mi fe haciendo cosas imposibles”.