LUCHA DE PODERES

Fabiola Yáñez y Alberto Fernández aún no acuerdan nombre para el bebé presidencial

Cada uno tiene una opción muy fundamentada y la decisión final llegaría con el nacimiento.
viernes, 25 de marzo de 2022 · 09:12

Meses atrás, cuando se reveló que Fabiola Yáñez estaba embarazada, la sorpresa y el estrépito fue muy grande a lo largo y a lo ancho del país.

Si bien existían rumores que indicaban que la primera dama se encontraba en la dulce espera, al parecer retrasaron el anuncio oficial por el megaescándalo que se desató tras la difusión de las fotografías de la celebración de su cumpleaños. Fabiola Yáñez estaba en el ojo de la tormenta.

El embarazo fue anunciado desde Presidencia en septiembre del año pasado.

Por suerte, con el paso del tiempo la situación se aplacó bastante y finalmente Fabiola Yáñez y su pareja, el presidente de la Nación, pudieron contar felices que aguardaban la llegada de su primer hijo.

Desde ese momento todas las miradas se centraron en la periodista, por supuesto, y con el avance del embarazo trascendieron algunos detalles sobre el que probablemente sea el bebé más esperado del país.

La primera dama jamás suspendió sus actividades protocolares, signo de que la gestación avanzó en perfectas condiciones.

 

En la recta final

La famosa está literalmente en la cuenta regresiva para conocer a su hijo, atraviesa el octavo mes de gestación y ya tiene fecha prevista para el parto, que sería el próximo 8 de abril.

Un dato no menor es que aún no se tenían noticias sobre cuál sería el nombre del primogénito de Fabiola Yáñez, y eso no es casual. Todavía no lo han decidido.

A fines de octubre revelaron que el bebé era un niño, será el segundo varón heredero del presidente.

Según reveló Pía Shaw al aire de "LAM" en una de sus últimas emisiones, hay una especie de lucha entre los padres por ver quién será el que designe el nombre del niño.

La otrora panelista quiere que se llame Augusto, mientras que Alberto Fernández desea que se llame Francisco y por ahora ninguno de los dos piensa ceder, por lo que el nombre que recibirá el bebé es una gran incógnita.