Desigualdad: el desempleo femenino aumentó en mayor proporción que el masculino

Esto ocurre desde los 18 a los 30 años.
martes, 23 de junio de 2020 · 21:55

La desigualdad de género es un problema que se viene acentuando desde hace décadas en la República Argentina. A pesar de recientes avances en materia legislativa, la práctica ha demostrado que aún falta mucho por mejorar, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El trabajo del organismo trata sobre el desempleo femenino, tomando como referencia a las mujeres de menos de 30 años que residan en nuestro país. Como es sabido, hace ya muchos años que el empleo joven es uno de los problemas estructurales más importantes que ha tenido la economía local.

Según el INDEC, este trimestre se volvió a producir un fenómeno bastante habitual, dentro de estos números que en general no suelen ser alentadores: las desempleadas de menos de 30 años llegaron a un nivel del 30%, lo cual, según estimó la Agencia NA, supera 3 veces a las otras franjas etarias.

De esta manera, estos números que ofrece el centro estadístico revelan que dentro de la caída en el mercado laboral que hoy se expuso en diferentes redes, las mujeres vienen padeciendo de manera diferenciada. Este año, el desempleo femenino fue un 2% mayor que el de los hombres.

Otro mal que preocupa a las autoridades, y que ha sido recabado de forma estadística por el INDEC, es el trabajo infantil. En la franja de 14 a 29 años (donde también entra la ilegalidad), los hombres están mejor posicionados que las mujeres, sacando una diferencia del 5% en niveles de empleo.

La distancia entre géneros se diluye recién al pasar los 30 años de edad. Sin embargo, no deja de ser preocupante que el trabajo durante el periodo de la juventud, sea algo cada vez más difícil de obtener para las mujeres ya que, como bien sabemos, esta tardanza en la entrada al mundo laboral, incide en el futuro previsional.

En cuanto al trabajo infantil, se ha comprobado que más de la mitad de los niños argentinos viven en la pobreza, por lo tanto, las cifras de menores que deben trabajar ha crecido considerablemente. Este factor preocupa a varias entidades, sobre todo en tiempos donde la pandemia arrasa con las economías.

Fuentes especializadas establecieron que en toda Latinoamérica hay casi doce millones de personas que han perdido el empleo recientemente. Esto quiere decir que se está incrementando la propensión a que haya menores de edad que comiencen a trabajar de manera temprana.

Otras Noticias