Conflicto con la Policía Bonaerense: Kicillof y Berni reaccionaron y los uniformados los amenazaron

La opositora Bullrich también se metió en la polémica.
miércoles, 10 de febrero de 2021 · 14:19

Luego de que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires anunciara la desafectación de más de 400 agentes de la Policía Bonaerense, el conflicto con los uniformados no terminó allí. Este miércoles, el gobernador Axel Kicillof y su ministro Sergio Berni reaccionaron ante la advertencia de miembros esa fuerza policial que no descartan declarar un nuevo plan de lucha como el que llevaron a cabo en septiembre pasado por mejoras salariales.

En aquella oportunidad, los miembros de la Policía Bonaerense se manifestaron en las aproximaciones de la Residencia presidencial de Olivos, para que su reclamo llegue en vivo y en directo a oídos del líder del Frente de Todos, Alberto Fernández. Episodio por el cual, 550 efectivos fueron sancionados, según se supo en las últimas horas.

 

Sin embargo, ante este último escenario, el presidente de la Defensoría Policial de la fuerza de seguridad del Conurbano Bonaerense, Luis Tonil, alertó en declaraciones a Radio Continental que, en realidad, se estima que unos 2.400 efectivos serán los afectados por la decisión de la cartera que conduce Berni. Para la Policía Bonaerense, el castigo de la administración de Kicillof “tiene un fin político” que dicen desconocer, ya que, “hay arbitrariedades muy grandes en las sanciones”, razón por la cual, fueron tomadas como “una provocación más” del oficialismo.

Por último, Tonil recordó a las autoridades de la Provincia que los policías bonaerenses pueden manifestarse de civil, siempre que sea “sin armamentos y en horario de franco”. Pero, además, el uniformado avisó al gobernador kirchnerista y al jefe de Seguridad que “habrá una medida de protestas y manifestaciones”, puesto que, Berni “no tiene autoridad moral para echar a las personas”. Ante esto, en un acto en el que se hizo entrega de patrulleros en Florencio Varela, esta mañana, el sucesor de Cristian Ritondo señaló que lo que sucede es que “lo que están disputando es una caja millonaria”. En ese marco, el oficialista dijo que "están discutiendo la plata de una supuesta sindicalización de los policías que salen a trabajar".

"Intentan, bajo la excusa de que están preocupados por las condiciones de trabajo de nuestros hombres y mujeres de la provincia, generar un tipo de rebeldía”, dijo Sergio Berni en su descargo y agregó que no es más que "un grupo minúsculo de personas que basándose en el anonimato y por redes sociales empujan a aquellos incrédulos a desafiar nuestras leyes". A su turno, el jefe del Conurbano bonaerense remarcó el compromiso de su gestión por “transformar la Policía de la provincia de Buenos Aires. Recomponiendo el poder adquisitivo del salario, invirtiendo en su formación, en equipamiento y en la modernización de la fuerza”.

No podía faltar la intromisión de Patricia Bullrich.

Desde la oposición, la líder del PRO y exministra de Seguridad de la Nación durante el Macrismo, Patricia Bullrich, no pudo evitar meterse en la polémica con la Policía Bonaerense a meses de la marcha en Olivos. En ese sentido, la adversaria al Frente de Todos criticó a Sergio Berni por las desafectaciones dadas a conocer ayer. La aliada de Macri se tomó el trabajo de recordarle al sucesor de Ritondo que “firmó un acta con el compromiso de que no iba a haber represalias” y lo presionó remarcándole que “lo que está bien es cumplir la palabra. Si iba a tomar represalias, tenía que tomarlas en ese momento”, cuestionó. Por último, en sintonía con la fuerza policial de los bonaerenses, la exfuncionaria opinó que la penalización del oficialismo “es una jugada que apunta a otras posibles rebeliones”.

Otras Noticias