Clases presenciales: Ademys convocó a un paro de 72 horas

El gremio asegura que ni "las condiciones sanitarias ni las de infraestructura” están dadas.
viernes, 12 de febrero de 2021 · 13:13

“Para todos, el 2020 fue el año del esfuerzo. Todos dieron su máximo para mantener la educación a la distancia. Por eso, antes que nada, quiero volver a decirles gracias a los docentes”, declaraba felizmente el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta, en su presentación del protocolo para volver a las clases presenciales de forma segura este 17 de febrero.

Lo que no sabía es que horas después de que detallara en un hilo de Twitter cómo será el inicio del ciclo lectivo, la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) convocaría a un paro de 72 horas para el miércoles, jueves y viernes que viene. El gremio de docentes porteños asegura que no están dadas las “condiciones sanitarias, ni las de infraestructura ni las salariales” para retomar las clases presenciales.

A través de un comunicado, los trabajadores nucleados en el sindicato señalan que los están empujando a “una vuelta a clases presenciales mientras todos los indicadores muestran que el nivel de contagios está por encima de lo recomendado para dicha apertura”. Consideran, entonces, que el contexto es de “muchísimo riesgo”, en tanto podrían incrementarse los contagios y los fallecimientos “evitables”.

“En todos estos meses el Gobierno no ha realizado las obras de readecuación de los establecimientos educativos, las aulas no ventilan al exterior ni tienen el tamaño adecuado. No están en condiciones los baños, no se ha realizado la limpieza de los edificios, por poner solo algunos ejemplos”, apuntan en el texto.

No obstante, el jefe de Gobierno porteño aseguró en su cuenta de Twitter que se implementaron muchísimos cambios para poder tener “una presencialidad cuidada”. Entre la serie de medidas que anunció en la plataforma de microblogueo se destacan: la incorporación de espacios comunitarios cercanos a las escuelas, como bibliotecas o clubes, para que los estudiantes tengan más espacio; la creación de una línea telefónica para que las escuelas puedan comunicarse ante cualquier inconveniente; y la implementación del programa “Sube y Baja”, para organizar el transito a la hora de entrada y salida de las escuelas. Además, detalló el protocolo de seguridad que, entre otras cosas, indica que los niños y niñas a partir de los cinco años deberán utilizar mascarillas, que el ingreso será escalonado con medición de temperatura, que habrá alcohol en gel en las entradas, y distancia de un metro y medio.

Sin embargo, Ademys advierte en su comunicado que “se han registrado muchas irregularidades en la toma de temperatura al ingresar a los establecimientos, termómetros que no fueron enviados o no andan, dispensers de alcohol en gel vacíos”. En ese sentido, apuntaron contra el Ministerio de Educación porteño porque “no garantiza las condiciones mínimas para llevar adelante el protocolo establecido”.

Por ahora no hay respuesta del Gobierno de la Ciudad a la medida del gremio que agrupa a unos 500 docentes, pero, si consideramos las declaraciones que viene sosteniendo la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, a estos trabajadores se les descontará el día y las clases empezarán igual el próximo miércoles.

Otras Noticias