"Por qué no me deja hablar": tremendo reto de Alberto Fernández a un polémico legislador macrista

Cristina Kirchner terminó a las risas.
lunes, 1 de marzo de 2021 · 13:39

Al arribar al Congreso de la Nación para dar inicio a las sesiones ordinarias, este lunes, el presidente Alberto Fernández se refirió a la grave situación económica que atraviesan los argentinos ante la Asamblea Legislativa y, en ese contexto, valoró el alcance de su política asistencial en medio de la crisis del coronavirus

Según el análisis de Fernández, “uno de los desafíos que tenemos en la Argentina es poder definir aquellos fenómenos económicos y sociales que son el resultado de procesos globales, como la pandemia, y aquellos otros que son el resultado de otras políticas económicas”, señaló en alusión al Macrismo.

"No dejaré de trabajar para ser el presidente de una argentina unida. Dios me ha dado la fortaleza para que esas acciones y palabras no me desalienten. Cuanto más profunda fue la crítica más se templó mi espíritu", dijo por otro lado Alberto Fernández, al hacerle frente a los cuestionamientos de la oposición.

Con actitud alentadora, el líder del Frente de Todos aseguró: “La inmensa mayoría de nuestro pueblo sabe que vamos en camino de la recuperación y la reconstrucción de este país. Con diversidad, con más y mejor democracia y con participación ciudadana, vamos a lograr nuestro objetivo", afirmó el jefe de Estado en respuesta a las críticas de sus adversarios.

Al hablar de la deuda externa que adquirió el país durante la gestión de Mauricio Macri, el compañero de Cristina Kirchner tuvo un pequeño cruce con el opositor Fernando Iglesias, que terminó con los aplausos del oficialismo en respaldo al jefe de los argentinos.

“Es imperioso que todos afirmemos nuestro compromiso en no permitir nunca más que se genere un endeudamiento asfixiante a partir de la toma de créditos irresponsables”, sentenció el dirigente peronista. Al momento de agradecer el apoyo de algunos líderes mundiales, Fernández fue interrumpido por Iglesias, quien le estaba exigiendo a la vicepresidenta que se coloque el barbijo. Lejos de quedarse callado, el presidente respondió inmediatamente: “Tuvo cuatro años para hablar, por qué no me deja hablar a mí, por favor”, mientras se veía sonreír a CFK a su lado.  

Al continuar con sus palabras y dejar pasar el momento de tensión en el Parlamente, el jefe de los argentinos continuó advirtiendo que “el problema no ha concluido y aún queda por resolver la deuda con el Fondo Monetario Internacional”, endeudamiento que tildó de “singular”.  

Otras Noticias