El Gobierno reabre las fronteras terrestres: cómo será y con qué países comenzará la flexibilización

La titular de Migraciones brindó detalles de plan y de las condiciones necesarias para avanzar con más aperturas.
lunes, 9 de agosto de 2021 · 11:24

El presidente Alberto Fernández anunció el lunes un nuevo paso en la gestión de la pandemia a partir de los datos epidemiológicos y la exitosa campaña de vacunación contra el coronavirus. En este marco, reabrirán paulatinamente las fronteras terrestres.

Por su parte, la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, destacó los resultados de la decisión del Gobierno de restringir el ingreso de argentinos y argentinas al país con el cierre parcial en los aeropuertos y total en los cruces limítrofes. De esta manera, retrasaron el ingreso de la variante Delta.

Se ampliará el cupo diario de ingreso de ciudadanos y ciudadanas al país. 

“Hace cinco semanas, decidimos restringir de manera parcial el ingreso de los argentinos que estaban afuera por dos motivos: el alto grado de incumplimiento (el 40 % de quienes venían no cumplían la cuarentena); y otro, la variante Delta que se volvía predominante en lugares en donde estaban los argentinos, como Estados Unidos o Europa”, explicó Carignano en El Destape Radio.

En este lapso, “ganaron tiempo”, ya que “aplicaron 2,5 millones de dosis por semana”. Además, mejoraron los controles al hacerlos de manera presencial y, “del 40 %” pasaron “al 10 % del incumplimiento” de la cuarentena. “Por algunos ejemplos malos, la gente aprendió”, planteó.

 

Qué estará permitido

Con este panorama alentador, la titular de Migraciones adelantó que flexibilizarán medidas como “la cantidad de gente que puede ingresar” al país, mientras que continúa la campaña de vacunación.

Eran 1.000 personas y se ampliaron hacia 1.700 hasta el 6 de septiembre. A partir de ahí, si siguen acompañándonos los números, esa cifra va a pasar a 2.300 y condicionado a que se puedan abrir más aeropuertos internacionales en el país”, mencionó Carignano.

De todas formas, tendrán que ser “corredores seguros con los mismos protocolos que hay en el aeropuerto de Ezeiza” y “las provincias deberán presentar su protocolo”.

Los cruces con Bolivia, Paraguay y Brasil no serían prioritarios.

Por otro lado, el Gobierno analiza la posibilidad de una reapertura de las fronteras terrestres “con países como Uruguay y Chile, donde la mayoría de las personas están vacunadas con dos dosis y los números siguen descendiendo”.

“Lo pensamos para la segunda etapa, a partir del 6 de septiembre, solamente con Uruguay y con Chile, porque entendemos que al abrir una frontera terrestre implica lo mismo que un aeropuerto internacional”, hizo hincapié.

Finalmente, sostuvo que la ciudadanía está “mejor parada” frente a un posible ingreso masivo de la variante Delta, “ya que no está tensionado el sistema sanitario porque las muertes y los casos han descendido”.