WANDA NARA

El posteo de Wanda Nara que se ganó las críticas en las redes

La empresaria e influencer tuvo que salir a dar explicaciones a sus seguidores.
viernes, 13 de mayo de 2022 · 15:33

Siempre está en el ojo de la tormenta. Si no es por un tema de infidelidad puede ser por un tema de sus cosméticos, pero en la mayoría de las ocasiones Wanda Nara es el centro de los temas de conversación en las redes.

En esta oportunidad, Wanda Nara recibió una serie de críticas tras revelar que cuenta con un kiosco de golosinas en su casa de París donde sus hijos pueden consumir lo que quieran. La empresaria de cosméticos tuvo que dar algunas explicaciones.

El Gaucho Sore es el nombre del kiosco. 

Lo cierto es que Wanda Nara compartió con sus seguidores las deliciosas golosinas que le compra a sus hijos y eso generó un ida y vuelta cargado de polémica ya que los alimentos de este tipo no son muy aconsejables para la crianza de los niños.

La mediática siempre acostumbra mostrar detalles de sus propiedades, tanto las que tiene en Italia, en la zona de Milán, como las que posee en Francia, donde vive con Mauro Icardi y todos sus hijos.

Las imágenes de la discordia. 

Aunque suele publicar imágenes de las refacciones o bien de los vestidores con los que cuenta en cada una de sus residencias, esta vez no solo mostró ropa y carteras, sino que salió a la luz una costumbre que fue criticada: un voluminoso kiosco para sus chicos.

El sector está decorado como si fuera un negocio con golosinas argentinas que compra para que sus hijos puedan llevar al colegio. Valentino, Constantino, Benedicto, Isabella y Francesca pueden tomar cuanto gusten, desde alfajores hasta chocolates, obleas y galletitas.

La pareja prefiere que sus hijos decidan. 

 

Confianza en sus pequeños

Ante la gran polémica que se generó, Wanda Nara decidió optar por dar la cara y fue entonces cuando defendió su iniciativa al resaltar que ella confía en que sus hijos serán responsables y no se excederán con los ricos dulces.

Los chicos son responsables y saben controlarse.  

"Generalmente las madres los ponen en alto, pero yo confío en que cada uno se va a agarrar uno para llevar al cole, y les armo acá, a la altura de ellos, un kiosquito con todas las cosas que yo llevaba al cole", indicó.

Más de