plantas

No compres más espárragos y cultivá tu propia planta con este truco que no falla

El cultivo de esta verdura es sumamente fácil y podrás comenzar a gozar de su beneficio prontamente. Aquí todos los trucos.
sábado, 23 de marzo de 2024 · 11:52

Los espárragos son muy fáciles de conseguir. Podemos acceder a ellos en las verdulerías como en el supermercado, pero también en nuestra casa, ya que podemos cultivar esta bella planta que luego nos dará algunos brotes para nuestra alimentación.

Originalmente, el espárrago se llama asparagus officinalis y podemos obtener una planta de esta rica verdura a través de su pequeña semilla roja, que es muy vistosa y fácil de conseguir, o de una corona de raíces.

Podés obtener espárragos de diferentes formas, pero nunca como cultivados en casa.

En esta nota, te daremos algunos ítems que deberás tener en cuenta para cultivar tu propia esparraguera con el objetivo de incluir espárragos a tu alimentación y nutrir a tu cuerpo con todos sus beneficios.
 

Prepará la tierra 

Los espárragos crecen en suelos bien drenados y ligeramente alcalinos, por lo que deberás prever de un buen espacio de tierra con una profundidad de, al menos, 30 cm. Usá compost, perlita y enriquecedor de suelo.

Es un vegetal bastante caro.

Elegí cómo sembrar

Podés adquirir las coronas de espárragos, que son las raíces o rizomas, o utilizar semillas que se pueden comprar en viveros. Estas son pequeñas bolitas rojas que harán brotar la esparraguera en tu casa.

Conseguí raíces o semillas. 

Cuidados necesarios 

Mantené el suelo de la esparraguera siempre húmedo, pero nunca encharcado. Revisá la planta de espárragos periódicamente, para evitar malas hierbas y la propagación o aparición de malezas. Todo eso puede competir con los brotes por su nutriente y agua. 

La planta es verde brillante con hojas finitas. 

Cómo crece la planta 

Durante el primer año, verás que la esparraguera apenas da brotes de espárragos que se desarrollan entre frondosos follajes. Sin embargo, no podrás cosechar todavía ninguna verdura para comer durante estos meses porque tenés que darle tiempo a la planta que madure correctamente y tenga raíces sumamente fuertes.

Los primeros tallos van a ser finitos a partir del cuarto año serán más gruesos.

A partir del segundo año, podrás comenzar a cosechar espárragos, pero cortarás los tallos cuando alcancen recién los 20 o 25 cm de altura. Recordá utilizar cuchillos afilados y desinfectados, y cortá justo por encima del nivel del suelo.


Finalmente, a partir del cuarto año podrás cosechar espárragos grandes. La temporada de cosecha es durante la primavera, finaliza en noviembre y deberás ser amable con la planta. Una vez que pase este tiempo, se recomienda cuidar la misma dedicación a la esparraguera.

 Los espárragos son ricos en ácido fólico y betacarotenos. 

No coseches todo

A partir de la segunda cosecha, dejá que algunos tallos de espárragos crezcan para que se conviertan en hojas. Esto le dará a la esparraguera más energía para el próximo año.

Otras Noticias