Armenia y Azerbaiyán se acusan de romper el alto el fuego: sigue una tregua inestable

Hubo ataques sobre zonas civiles de ambos lados.
domingo, 11 de octubre de 2020 · 13:26

En Nagorno Karabaj la situación continúa tensa. Los separatistas respaldados por Armenia y el ejército de Azerbaiyán se acusaron mutuamente esta mañana de haber bombardeado áreas civiles. 

Aunque ambas partes se habían comprometido a una tregua, no hubo hoy ni intercambio de prisioneros ni de cuerpos de los militares fallecidos, como estaba previsto. El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, apuntó contra Armenia.

Armenia ha faltado descaradamente al régimen de alto el fuego y lanzó un ataque con misiles (...) en la ciudad de Ganyá.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa armenio, Artsrun Hovhannisian, aseveró: “(Azerbaiyán) sigue bombardeando Stepanakert (capital de Nagorno Karabaj), apuntando contra la población civil y las posiciones militares”.

Periodistas de AFP pudieron constatar que ambas acusaciones son ciertas. Como continuaron los ataques, el líder del enclave separatista, Arayik Harutyunián, aseguró que “no habrá intercambios” ni de prisioneros ni de víctimas.

El alto el fuego y la tregua humanitaria fue pactada por los cancilleres de Armenia y Azerbaiyán bajo la mediación de Rusia. No obstante, las negociaciones sobre el desarrollo y resolución del conflicto continúan.

Nagorno Karabaj es un territorio que, oficialmente, está dentro de los límites de Azerbaiyán, pero que está habitado por una mayoría de armenios. Por ello, cuando en 1991 quisieron independizarse, estalló una guerra que dejó 30.000 víctimas.

Desde la tregua de 1994, este territorio está liderado por un gobierno separatista apoyado por Armenia en todo sentido. En 2017 se proclamó como República de Artsaj, aunque no es reconocida por ningún país del mundo.

Otras Noticias