Rusia

Moscú cierra todos los servicios no esenciales por la violenta ola de la pandemia: nuevos récords

Después de Moscú, el resto de Rusia también implementará nuevas medidas para frenar la propagación del coronavirus.
jueves, 28 de octubre de 2021 · 09:05

La ciudad de Moscú, la capital de Rusia, cerró muchas de sus actividades debido a que el tsunami de coronavirus la tapó. Las nuevas medidas adoptadas para frenar la pandemia durarán 11 días a partir de hoy.

Restaurantes, gimnasios, tiendas de ropa, locales de muebles, salones de belleza, gimnasios, estudios de danza y otros rubros considerados no esenciales deberán cerrar sus puertas en Moscú. Solamente los supermercados y farmacias de la capital rusa podrán continuar abiertos, aunque los locales gastronómicos podrán realizar entregas a domicilio.

El cierre será hasta el 7 de noviembre.

Por otro lado, también se cerraron las escuelas y se declaró una semana no laborable. En este sentido, el alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, ordenó a la mayoría de las empresas y servicios públicos de la ciudad que no trabajaran durante este período de 11 días.

A diferencia de otros países europeos, se optó por no imponer toque de queda o confinamiento generalizado.

Según reportó la agencia AFP desde el terreno, las calles de Moscú estaban bastante vacías durante la mañana, a diferencia de las arterias principales, que estaban congestionadas, y el metro, que estaba abarrotado.

 

Nuevos récords

En las últimas 24 horas, Rusia registró 40.096 contagios y 1.519 muertes a causa del coronavirus. Ambas cifras suponen nuevos máximos desde el inicio de la pandemia y es la primera vez que el país supera los 40 mil casos diarios.

Esta virulenta ola de la pandemia tiene sus orígenes en la propagación de la variante Delta (más contagiosa), la lentitud de las autoridades en aplicar medidas para frenarla y el fracaso de la campaña de vacunación: solo el 32,2% de la población rusa completó su esquema de vacunación.

Hace diez días que Rusia supera los mil fallecidos diarios y dos semanas que las infecciones se sitúan todos los días por encima de las 30 mil.

Frente a este escenario y así como hizo Moscú, Rusia tendrá una semana no laborable desde el próximo lunes hasta el 7 de noviembre, decretada por el presidente Vladimir Putin. No obstante, este período podrá ser extendido por aquellas regiones más golpeadas por la emergencia y complementado con otras medidas de ser considerado necesario.

Sin embargo, como el decreto de la semana no laboral no se acompañó con un confinamiento obligatorio, muchos rusos vieron una oportunidad para tomarse vacaciones, pese a las advertencias de las autoridades. Los boletos de avión a los balnearios del mar Negro se dispararon, como así también a Egipto y Turquía.

Otras Noticias