Brasileños festejaron el Carnaval, pese a las restricciones por el coronavirus

Se han reportado decenas de fiestas clandestinas en Río de Janeiro.
martes, 16 de febrero de 2021 · 12:22

Justo en la misma semana en que las autoridades sanitarias de Brasil han reportado las peores cifras de fallecimientos de toda la pandemia del coronavirus, los habitantes de la ciudad de Río de Janeiro han ignorado todas las normas de bioseguridad que están en vigor en el país y han organizado decenas de fiestas clandestinas durante este fin de semana largo por el asueto del Carnaval. 

Desde el pasado viernes, los residentes de varias localidades del territorio carioca han denunciado múltiples eventos masivos donde han participado cientos de personas que, haciendo caso omiso a la emergencia sanitaria, han salido a celebrar las fiestas más importantes para la región. Una de las conglomeraciones más importantes se llevó a cabo durante la madrugada de este martes, en un club nocturno del barrio Morro do Vidigal, en la zona costera de Brasil. En las imágenes difundidas a través de las redes sociales se puede observar a cientos de personas en las terrazas de este local comercial y, según la agencia de TV Globo, la mayoría de los asistentes al evento no portaban ni cubrebocas ni respetaban el distanciamiento social

De acuerdo con el Gobierno regional de la ciudad de Río de Janeiro, todas las actividades que comprometan multitudes están prohibidas hasta nuevo aviso. Asimismo, los locales nocturnos, restaurantes, bares y demás solo pueden recibir clientes con un aforo determinado y respetando la distancia social preventiva, una norma que rige en el país desde marzo del 2020. Ahora bien, la Fiscalía de Río ha detallado cuáles son las localidades con más avisos de aglomeración durante este fin de semana, con Leblón en el primer lugar, seguido del barrio de Vidigal, Olegário Maciel, en Barra da Tijuca, y también en la playa de Ipanema. Actualmente hay un operativo de seguridad desplegado en esa zona. 

Comitiva de seguridad en marcha

Desde antes de que iniciara el asueto por Carnaval, el Ministerio de Interior de Brasil en conjunto con la Policía de Río de Janeiro ordenó a cientos de efectivos de seguridad a mantenerse en las calles de la región para evitar estos eventos masivos. Hasta la fecha, se han llevado a cabo decenas de inspecciones sanitarias en locales nocturnos, el plan de orden público se mantiene activo y, además, se han emitido casi 50 sanciones de infracción a varios comercios. 

Paralizada la campaña de vacunación masiva 

El Ministerio de Salud de Brasil ha emitido un comunicado advirtiendo sobre las consecuencias de estos incumplimientos a las normativas sanitarias, ya que la capacidad de contagio de la nueva cepa brasileña es muy superior a la del virus común. Citando el balance general del Gobierno brasileño, el país está a un solo paso de superar la barrera de los 10 millones de contagios sumando, hasta hoy, 9.8 millones de infecciones desde inicios de la pandemia. Además, con los últimos 1.102 fallecimientos, la nación casi sobrepasa los 240 mil decesos y, ahora que el plan de vacunación en Río de Janeiro ha sido suspendido  provisionalmente por falta de medicamentos, las autoridades temen que esta segunda ola sea más voraz, sobre todo en los pacientes con afecciones más graves.

Otras Noticias