Crisis en la frontera de Bolivia y Chile: la ONU alerta sobre migrantes venezolanos

El organismo espera poner en marcha el “plan de respuesta para el 2021”.
martes, 16 de febrero de 2021 · 11:00

La crisis migratoria de la diáspora venezolana no se detiene ni en tiempos de pandemia. La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha instado a los Gobiernos de Chile y Bolivia a permanecer atentos ante la llegada de más solicitantes de asilo a la frontera que comparten ambos países, más aún después de que dos personas perdieran la vida intentando cruzar al extremo sur del continente americano de forma ilegal.

De acuerdo con el último comunicado de la ONU, más de 100 personas en su mayoría de nacionalidad venezolana intentan cruzar diariamente esa línea invisible que divide a la nación andina (Bolivia) del país austral (Chile) pero, por diferentes factores, los migrantes optan por ingresar de forma ilegal al territorio chileno. Una de las principales razones por las que la diáspora venezolana no utiliza los canales regulares para entrar a Chile es por la pandemia del coronavirus, ya que desde que se decretó la emergencia sanitaria las autoridades chilenas han suspendido el ingreso de los extranjeros a su territorio, en un intento de mantener el brote controlado. 

El segundo factor tiene que ver con el visado democrático que las autoridades chilenas exigen a los venezolanos para ingresar al territorio nacional. Desde el año 2019, la Organización Internacional para las Migraciones de Chile (OMI) únicamente permite el acceso de aquellos venezolanos que cuenten con este permiso de permanencia, de lo contrario, no se puede entrar a la nación ni de manera transitoria. Según la OMI, este requisito indispensable ha sido el causante de que los extranjeros opten por ingresar al país a pie, atravesando condiciones climáticas extremas y bastante peligrosas. En la última semana, las autoridades chilenas han deportado a unas 100 personas que han utilizado estos canales irregulares.

Ahora bien, antes de la deportación de los migrantes la OMI debe garantizar que los extranjeros cumplan una cuarentena de 14 días en albergues temporales de diferentes puntos de la frontera, es decir, se les ingresa a campamentos sanitarios donde permanecen aislados de manera preventiva por este tiempo, para luego ser devueltos al país de donde provengan. En estas casas de acogida trabajan grupos de la ONU para los refugiados (ACNUR), miembros de la Cruz Roja Internacional y diferentes organizaciones no gubernamentales que velan por el respeto a los derechos de los inmigrantes. 

Plan de respuesta de la ONU para el 2021

Por esta razón, las agencias de Naciones Unidas han anunciado que próximamente se pondrá en marcha un megaproyecto de protección y respuesta humanitaria para la diáspora venezolana y para todos aquellos países que han abierto sus puertas para recibir a los refugiados y solicitantes de asilo. ACNUR publicó a finales del 2020 que el organismo mundial estaría destinando 1.440 millones de dólares de su partida anual para atender a los venezolanos y a las comunidades de acogida, además de contar con la colaboración de la comunidad internacional y el financiamiento de las mismas.

La crisis no se detiene y las cifras de migrantes aumentan 

Si bien es cierto que el año 2020 fue bastante complicado para todas las naciones del mundo, la crisis en Venezuela empeoró aún más, generando que la espiral inflacionaria que envuelve al país afecte también al dólar, la divisa extranjera. Citando un informe de la encuestadora económica venezolana Data Análisis, el precio de la moneda estadounidense en este país no solo tiene diferentes costos en el mercado nacional, sino que también cuenta con inflación igual que el billete local, el Bolívar Soberano. Por esta razón, la ONU ha estimado que la migración venezolana podría incrementar en el 2021. Hasta la fecha, más de 5.8 millones de personas han escapado de la crisis económica en Venezuela y se pronostica que para este 2021 la cifra alcance los 6.5 millones de refugiados en todo el mundo.

Otras Noticias