Biden suspende el repliegue de tropas en Alemania y retira el apoyo a la ofensiva en Yemen

El nuevo presidente de Estados Unidos intenta alejarse de la política de su predecesor.
viernes, 5 de febrero de 2021 · 14:16

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Bien, sobre quien recaen demasiadas expectativas a nivel local e internacional, intenta desmarcarse de la política que llevó adelante su predecesor Donald Trump. En su primer discurso sobre política exterior, el demócrata anunció medidas drásticas y muy importantes como la suspensión del repliegue de las tropas estadounidenses en Alemania y el cese del apoyo de Estados Unidos a los ataques saudíes en Yemen.  El 46º presidente electo también aseguró que respaldará los derechos de la comunidad LGBT en todo el mundo.

Fuente: (Noticieros Televisa)

El repliegue de las fuerzas armadas había sido una orden del exjefe de Estado, y la movida consistía en retirar a unos 12.000 solados norteamericanos de Alemania para reubicarlos en Estados Unidos o trasladarlos a otros estados miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Además, el plan iniciado por Trump preveía el traspaso del Mando Europeo de la Fuerzas Armadas en la ciudad alemana de Stuttgart a Bélgica. Esta significativa retirada iba en detrimento de la canciller Angela Merkel, quien fue criticada reiteradas veces por el republicano por no colaborar lo suficiente con la OTAN. La presencia de las fuerzas estadounidenses en el territorio europeo es crucial para la alianza transatlántica, una manera de demostrar apoyo entre los países miembro. En ese marco, Biden y su secretario de Defensa, Lloyd Austin, consideraron necesario suspender el repliegue hasta que la Casa Blanca analice completamente la situación y pueda así tomar una decisión que coincida con las nuevas políticas del demócrata.

En cuanto a Yemen, Biden tachó el conflicto entre las fuerzas saudíes y los rebeldes Huthi como una “catástrofe humanitaria y estratégica”. Arabia Saudita comenzó en 2015 una campaña contra los hutíes, quienes habían tomado el poder de la capital provisional de Yemen, Adén, con ayuda de fuerzas iraníes, según los sauditas, forzando al entonces presidente Ali Abdullah Saleh a entregar el poder al vicepresidente Abd Rabbu Mansour Hadi. Por aquel entonces, el presidente Barack Obama aceptó a apoyar a Riad, capital de Arabia Saudita, en detrimento de los rebeldes yemeníes. Ahora, el abogado estadounidense decide terminar con la participación de Estados Unidos en un conflicto que ha llevado al país bicontinental a una crisis por hambrunas sin precedentes. “Tenemos que empezar con la diplomacia, arraigada en los más respetados valores estadounidenses: la defensa de la democracia, la promoción de las oportunidades y la preservación de los derechos universales”, concluyó el presidente del país norteamericano en su discurso de ayer jueves.

Otras Noticias