Australia bajo el agua: intensas lluvias inundan la costa sur del país

Las autoridades ordenan evacuaciones masivas en 18 localidades.
domingo, 21 de marzo de 2021 · 08:30

Clima extremo en Australia: después de pasar un verano bastante intenso, entre sequías y graves incendios forestales, ahora la isla oceánica se enfrenta a las peores inundaciones de las últimas cinco décadas. La cantidad de agua que ha caído sobre el extremo sur de la costa australiana ha provocado que gran parte de Nueva Gales del Sur permanezca bajo el agua, entre ellas Sídney, su capital; las autoridades aseguran que las crecidas superan el metro de altura y que podría seguir aumentando debido al pronóstico de mal clima. 

Para la Oficina de Meteorología de Australia, las lluvias apenas cesarán entre el martes y el miércoles, por lo que han emitido un estado de alarma para la región. Hasta el momento, al menos 18 municipalidades de Nueva Gales del Sur se han quedado incomunicadas tras los deslizamientos de tierra en las principales carreteras de acceso, mientras los rescatistas del Departamento de Protección Civil han ordenado la evacuación masiva de cientos de miles de personas.

Conforme con el primer ministro de Australia, Scott Morrison, el Estado ha destinado al menos 13 centros de refugio temporal para que los desplazados puedan protegerse del mal clima a medida que las lluvias continúan extendiéndose por esta región del país oceánico, al tiempo que los socorristas han empezado a trasladar a los evacuados hasta estos recintos seguros. Por su parte, la policía confirmó que cientos de personas habían acudido masivamente y por sus propios medios a estos galpones de evacuación y que, posiblemente, este domingo haya que ampliar estos puntos, porque se espera que muchas más busquen asilo. 

En tanto, Morrison ha lamentado la devastadora situación en Nueva Gales del Sur y, sobre todo, en estas localidades de Sídney donde el agua no ha tenido clemencia y ha arrasado con todo a su paso, dejando a cientos de miles de familias sin horas; aunque afortunadamente no se han reportado víctimas fatales. Asimismo, se comprometió a ayudar a todas las familias que han perdido todo y ofreció a varias tropas del ejército para ayudar con el esfuerzo de emergencia.

La situación en Australia empeoró después de que una de las principales represas de agua potable, que surten el suministro vital por todo el extremo sur del país, se desbordara e inundara decenas de urbanizaciones ubicadas en las cercanías del embalse en Sídney; algo que no sucedía desde 1990. Las imágenes de casas y edificios casi engullidos por el agua dan cuenta de la crítica situación en esta región australiana; la que según los expertos de la Oficina de Meteorología, podría volverse fatal para las poblaciones, porque representan las inundaciones más significativas de los últimos años. 

Otras Noticias