Un voraz incendio acaba con un campo de refugiados en Bangladesh

ACNUR confirmó solo pérdidas materiales en el siniestro de este lunes.
lunes, 22 de marzo de 2021 · 18:00

Un nuevo incendio se ha registrado en la ciudad pesquera de Cox's Bazar, al sur de Bangladesh, justamente, donde se levanta uno de los asentamientos rohingyas más grandes de todo el país de Asia del Sur. En horas de la tarde de este martes, las autoridades de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó sobre otro siniestro catastrófico que arrasó con un amplio sector del campo de refugiados de esta etnia birmana, dejando a cientos de familias sin hogar y provocando momentos de angustia y desesperación generalizada. 

Las autoridades de Protección Civil y el cuerpo de Bomberos de Bangladesh asistieron al llamado de emergencia, y con ayuda de los mismo pobladores del campo de refugiados lograron sofocar las intensas llamas que, según ACNUR, destruyeron más de 150 chozas y un tramo del edificio donde atiende el ente de la ONU y la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Aunque, afortunadamente, no hay víctimas fatales que lamentar, solo pérdidas materiales

Hasta el momento, no se ha determinado ninguna causa aparente para este incidente, pero dado los múltiples incendios que se han presentado en lo que va del año, las autoridades han dado a conocer varias hipótesis que serán investigadas en las próximas horas. La primera: el incendio fue provocado intencionalmente por grupos rebeldes que le exigen al Gobierno de este país receptor que los transfiera a un campo de refugiados menos rudimentario y precario, donde cuenten con acceso a los servicios básicos y no se les estigmatice por su procedencia étnica. 

La segunda hipótesis: se sustenta en base a las extremas condiciones de precariedad y penurias en las que viven cerca de 900.000 rohingyas en este sector de Bangladesh. Para las organizaciones humanitarias en Cox's Bazar, el hecho de que las casas sean construidas con materiales inflamables, que las cocinas sean a base de gas y estén dentro de las chozas, y que, al mismo tiempo, las instalaciones eléctricas sean, prácticamente, improvisadas por los mismos aldeanos del asentamiento es la causa más probable para los siniestros. 

Ahora bien, el Gobierno bengalí le prometió a los refugiados en 2017 que los reubicaría en una nueva región de Cox's Bazar, más apta y más grande, para que la comunidad rohingya se estableciera como una colonia y no como unos nómadas, pero han pasado casi cuatro años de esta promesa y todavía las comunidades continúan viviendo bajo condiciones desfavorables y a la merced de tragedias como las de este lunes. Recordemos que esta etnia minoritaria oriunda de Myanmar escapó del peor exterminio religioso que se registró en esa nación asiática entre 2015 y 2017, donde cientos de miles perdieron la vida y otros tantos se vieron obligados a desplazarse a Bangladesh, India y Tailandia.

Otras Noticias