Río de Janeiro cierra el comercio en las playas y decreta toque de queda nocturno

Las autoridades cariocas buscan evitar el cierre total de la región.
jueves, 4 de marzo de 2021 · 17:00

De cara al asueto de la Semana Santa y en virtud al protocolo de emergencia sanitaria que rige en Brasil, el Gobierno regional de Río de Janeiro ha emitido un toque de queda nocturno y ha suspendido cualquier actividad comercial en las playas cariocas. La medida entrará en vigor a partir de las 23:00 horas del viernes, 5 de marzo, hasta el próximo jueves 11 de la semana siguiente, con opción a ser prorrogado según consideren las autoridades del estado. 

En cuanto al toque de queda, las personas tienen terminantemente prohibido circular por las calles después de las 11 de la noche y hasta las cinco de la mañana, exceptuando a los trabajadores esenciales que deberán tramitar sus permisos especiales. Mientras tanto, la prohibición del comercio en las playas de Río de Janeiro se extiende tanto para trabajadores formales como informales, es decir, todos los mercados, tiendas de alimentos, locales de servicios públicos, paseos marítimos y puntos de venta en movimiento tendrán que cesar sus actividades comerciales, dado que en las últimas semanas el flujo de bañistas ha aumentado considerablemente en las bahías costeras y las cifras del virus se han catapultado. 

De acuerdo con el Gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel, y el alcalde de la ciudad de Río, Eduardo Paes, este mecanismo sanitario busca frenar el alcance de la pandemia en la región carioca antes de que sea incontrolable y, precisamente, para evitar un bloqueo total de la provincia como en el estado de São Paulo. Citando datos de los organismos públicos estatales, el total de contagios en todo el territorio fluminense está cerca de alcanzar los 590.000 casos y los fallecimiento se ubican por encima de los 33.300; solo en la ciudad capital, se acumulan casi 210.000 infecciones y 19.000 decesos por la enfermedad viral. 

Para las autoridades regionales, este rebrote de la enfermedad ha sido mucho más letal y con mayor capacidad viral que la primera ola, tomando en cuenta que hay una nueva variante brasileña rondando por la región. La preocupación del Gobierno carioca se refleja en las cifras de fallecidos diarios, que hace más de 40 días no baja de los 1.000 decesos. Tanto así que la tasa de mortandad de Río de Janeiro supera a la de São Paulo, que lo duplica en densidad poblacional; todo el estado costero de Río cuenta con una población de 6.7 millones de habitantes, mucho menos de la mitad que los de São Paulo, con 12.3 millones de residentes.

Otras Noticias