Alemania: masivas protestas en Berlín contra la violencia policial y el racismo

Cientos de personas se congregan en la Puerta de Brandeburgo.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 12:00

Sábado de protestas en Alemania: desde tempranas horas de la mañana, decenas de miles de manifestantes han salido a las calles de Berlín, capital del país, para movilizarse en contra de los abusos policiales y las injusticias raciales de las que son víctimas algunos sectores de la sociedad alemana.

La movilización ha sido convocada por los principales partidos de izquierda como el Die Linke, Alianza 90 y Los Verdes, los mismos organizadores de las multitudinarias manifestaciones sociales que se llevaron a cabo el primero de mayo (Día Internacional del Trabajador) en diferentes ciudades del país europeo y donde participaron más de 160.000 personas, pese a las restricciones de la pandemia.

Fuente: (Sputnik news)

En el pliego de demandas, los alemanes exigen: una Alemania para todos, mucho más justa y que ofrezca igualdad de condiciones para todos sus habitantes, independientemente de la ideología política, el estrato socioeconómico o el color de piel. Además, buscan evidenciar el abuso de poder por parte de los uniformados, denunciado las agresiones y la violencia a las que son sometidos por salir a marchar de forma pacífica.

Esta protesta pacífica anticapitalista en la ciudad de Berlín espera llegar a Puerta de Brandeburgo, frente al emblemático Palacio Reichstag (sede del Parlamento alemán), donde se realizarán una serie de eventos y mítines políticos, y donde se espera la participación de los principales líderes de la izquierda unida de Alemania


Antecedentes de la marcha anti racismo

Alemania, cuna de la civilización europea, ha experimentado un incremento exponencial de las detenciones violentas y los abusos policiales durante los arrestos en los últimos meses, uno de los casos más virales fue el de un joven alemán de ascendencia afro que fue brutalmente agredido por la policía durante su detención en junio del 2020.

Las imágenes de su arresto circularon por las redes sociales y rápidamente se convirtieron en una ola de indignación nacional a lo largo y ancho de la geografía alemana, tanto que a casi un año después del suceso aún se mantienen las protestas. Asimismo, una encuesta del Departamento de Estadísticas alemán indica que más del 50% de la población desconfía de los uniformados y un amplio porcentaje asegura haber sido víctima de vejaciones, violencia y uso excesivo de la fuerza.

Otras Noticias