Facebook extiende la suspensión de la cuenta de Trump por dos años más

Evaluarán si el expresidente continúa siendo un riesgo para la comunidad virtual.
viernes, 4 de junio de 2021 · 17:00

“La cuenta verificada del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la red social Facebook continuará suspendida”, con estas palabras arranca el comunicado oficial emitido por la compañía este viernes, donde notifica que la decisión no solo se mantiene, sino que además, se extenderá por un plazo de dos años a partir de la fecha de cancelación, el pasado 7 de enero.

La empresa internacional, propiedad de Mark Zuckerberg, confirmó que la sanción será por un “tiempo limitado” y que al finalizar la suspensión de dos años se le dará un constante seguimiento a los comentarios del político neoyorquino, precisamente, para “corroborar que no transgredan las políticas de convivencia de Facebook”.

Ahora bien, de volver a incurrir en una “falta grave”, las cuentas o perfiles del magnate estadounidense quedarán fuera de Facebook de forma definitiva, reseñó la misiva. Al mismo tiempo, la compañía reconoció que la decisión ha sido avalada por la Junta de Supervisión y que no fue una “resolución arbitraria” como denunció en enero el entonces presidente de la nación norteamericana

Trump creó su propia plataforma web para comunicarse con sus simpatizantes.

En vista de los protocolos de seguridad de Facebook y tomando en cuenta la gravedad de los hechos ocurridos el pasado 7 de enero, hemos decidido aplicar la penalización más larga contra el señor Donald Trump, por transgredir las políticas de respeto y tolerancia en nuestra comunidad. 

La suspensión de Trump 

Hace casi cinco meses, las principales compañías privadas de comunicaciones interactivas (Twitter, Facebook, Instagram y SnapChat) decidieron unánimemente “cancelar por tiempo indefinido” todas las cuentas del político republicano tras el violento asalto al Capitolio de Washington donde lamentablemente cinco personas perdieron la vida. 

Estas plataformas acusaron a Trump de haber utilizado el poder de convocatoria de las redes sociales para incitar a la violencia en la sede legislativa del Gobierno Federal y de “tergiversar el uso real de las plataformas para provocar la ira e indignación de la población norteamericana”. Evidentemente, estas acusaciones le acarrearon al entonces ejecutivo un segundo juicio político, además del rechazo de la comunidad internacional. 

Otras Noticias