Manny Pacquiao: de leyenda del boxeo mundial a posible presidente de Filipinas

El púgil filipino se enfrentará hoy a Yordenis Ugás a las 22 horas (Argentina).
sábado, 21 de agosto de 2021 · 12:18

Emmanuel Pacquiao, más conocido como Manny Pacquiao, es un héroe en Filipinas y no solo porque es una estrella del boxeo a nivel mundial, sino porque sus compatriotas aprecian sus acciones hacia los más pobres del país. Por eso, podría ser el próximo presidente de la nación.

El boxeador de 42 años saltó del ring a la arena política en 2012, cuando fue elegido diputado del Congreso del país sudasiático. Luego, en 2016, alcanzó una banca como senador de la República de Filipinas, cargo que ocupa hasta hoy.

 

Su relación con el presidente

En diciembre del año pasado, incluso, fue elegido como presidente del partido PDP-Laban, al que pertenece el primer mandatario filipino Rodrigo Duterte. Más aún, en junio, el dirigente lo señaló como uno de sus posibles sucesores de cara a las elecciones de 2022. Sin embargo, de junio a esta parte se terminó el amor.

Pese al apoyo del jefe de Estado, “Pacman” no ratificó aún su intención de candidatearse. "Anunciaré mi decisión en el momento adecuado, quizás después del combate", afirmó recientemente.

Pacquiao comenzó a criticar al Gobierno por su postura de no enfrentarse a China por la presencia de Pekín en aguas reclamadas por Filipinas. No obstante, la gota que rebalsó el vaso de la relación llegó cuando el púgil acusó al Gobierno de haberse quedado con fondos millonarios de ayuda por la pandemia de coronavirus.

Duterte, un presidente que no se conoce especialmente por quedarse callado, le lanzó insultos a diestra y siniestra, lo mandó a estudiar política exterior y lo animó a presentar pruebas de sus acusaciones. A fines de julio, Pacquiao fue destituido como presidente del PDP-Laban.

 

Qué posibilidades tiene de ganar

Sin embargo, esto no sería un problema si pensara en postularse. Filipinas es un país donde los partidos políticos sirven solo como vehículos para los candidatos. Las personalidades se alzan por encima de ideologías y plataformas, y la figura de Pacquiao podría inspirar a sus compatriotas a votarlo.

Pacquiao tiene una visión conservadora en lo social: está a favor de la pena de muerte y en contra de los derechos de la comunidad LGBT.

Su fama y su historia personal de salir de la pobreza más cruda hasta situarse en el primer lugar del deporte mundial son sus principales armas. Sobre todo, en un país “con una desigualdad socioeconómica generalizada y una política excluyente”, explicó Aries Arugay, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Filipinas-Diliman.

Asimismo, la postura contraria a China de Pacquiao es compartida por la abrumadora mayoría de la población filipina. Por otro lado, los ciudadanos más desfavorecidos podrían darle la espalda a Duterte si se comprobasen las acusaciones de corrupción.

Por lo pronto, las encuestas colocan a “Pacman” muy por debajo de Duterte y de su hija Sara Duterte. Todo indica que esta última irá de candidata a presidenta y que el actual mandatario, que no puede ir por la reelección, vaya como su vice, aunque esto todavía no está confirmado.

Sin embargo, no sería sorprendente si su victoria frente a un rival 7 años más joven le diera a Pacquiao un renovado impulso para su posible próxima pelea, esta vez, en la primera línea de la política filipina.

Otras Noticias