Sri Lanka

Crisis en Sri Lanka: entregan a la Justicia el dinero encontrado en la casa del presidente

Según lo previsto, el discutido mandatario renunciará a su cargo en dos días.
lunes, 11 de julio de 2022 · 10:05

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, huyó el fin de semana de su residencia, protegido por militares, en anticipación a lo que finalmente ocurrió: cientos de manifestantes irrumpieron en el palacio colonial el sábado. Sin embargo, dejó detrás suyo varios millones de rupias (miles de euros) y documentos.

"La Policía recibió el dinero en efectivo y lo entregará hoy a la Justicia", indicó un vocero de la Policía de Sri Lanka. El agente se refería a los 17,85 millones de rupias (el equivalente a 49 mil euros en la moneda del país asiático) en billetes nuevos que los manifestantes encontraron en la residencia presidencial. Fuentes oficiales también indicaron que se había hallado una valija llena de documentos.

Hoy, después de un primer adelanto a últimas horas del sábado, el primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, confirmó que el presidente le había confirmado que dimitirá el miércoles. Si el primer mandatario da un paso al costado, es el premier el que automáticamente asumiría el cargo.

No obstante, Wickremesinghe también había adelantado el fin de semana que renunciaría, apenas dos meses después de asumir como primer ministro. Se espera que todas las fuerzas políticas del país en crisis formen ahora un Gobierno de unidad, aunque por el momento se desconoce quién lo liderará.

 

El último Rajapaksa en pie

La esperada renuncia del presidente de Sri Lanka llega después de meses de las masivas protestas que piden su salida inmediata del Gobierno y que llegaron a su punto cúlmine el sábado con el asalto a la residencia oficial. Los manifestantes acusan a Rajapaksa y a su familia de estar detrás de la debacle en la que entró el país en el último año y de la que no logran salir.

El todavía presidente es parte de la dinastía política más influyente de Sri Lanka. Tanto es así que el primer ministro que renunció en mayo era el hermano mayor del primer mandatario, que asumió el cargo en 2019. Ellos, junto a otros miembros de la familia Rajapaksa que ocupan cargos significativos en el Gobierno, son acusados por la ciudadanía de corrupción, mala gestión económica y de la bancarrota del país.

Manifestantes que piden la renuncia del presidente.

A la mala gestión se sumaron factores externos que golpearon profundamente a la nación asiática: la pandemia de coronavirus mermó el turismo, un sector esencial en el país, y, con ello, la entrada de dólares, mientras que la guerra en Ucrania hizo elevar todavía más el costo de la vida.

Sri Lanka tiene una deuda externa de 51 mil millones de dólares que no puede pagar: el nuevo gobierno debe negociar un paquete de rescate con el FMI (Fondo Monetario Internacional). Como tampoco tiene reservas de divisas no puede importar combustible y tampoco alimentos ni medicinas. La situación es tan desesperante que Naciones Unidas ya advirtió sobre una emergencia humanitaria en ciernes, pero el país ya está quebrado.

Otras Noticias