Momias

Las nuevas tecnologías lograron reconstruir la muerte violenta de dos momias de hace más de mil años

Los restos pertenecen a hombres que antiguamente vivieron en Chile y Perú.
sábado, 10 de septiembre de 2022 · 22:30

Gracias a las nuevas tecnologías, los científicos son capaces de llevar adelante autopsias a personas que murieron hace cientos de años y develar las causas de su fallecimiento. Si los restos estudiados se tratan de momias, los detalles a los que ahora se puede acceder son aún más impresionantes.

Las tomografías computarizadas que están disponibles hoy en día, más la posibilidad de realizar reconstrucciones tridimensionales, son herramientas únicas para estudiar momias como nunca antes, puesto que los instrumentos con los que se contaba hasta no hace mucho o bien no eran capaces de detectar las claves del diagnóstico del fallecido o bien hubiesen destruido los restos. Así lo explicaron los científicos alemanes que realizaron dos fascinantes hallazgos.

Una de las momias analizadas, que está desde hace años en el museo de la Universidad de Phillips, en Alemania.

 

La reconstrucción de la muerte

Una de las momias analizadas se trata de un joven de entre 20 y 25 años que, antes de morir entre los años 996 y 1147, era probablemente parte de una comunidad de pescadores (algo que se concluyó a partir de su ajuar) en Arica, actual territorio de Chile. Estos restos momificados están desde hace años en el Museum Anatomicum de la Universidad Philipps de Marburgo de Alemania.

A partir de analizarla con las nuevas tecnologías, los investigadores concluyeron que las heridas que presentaba el cuerpo de este joven sugieren que "un agresor golpeó a la víctima con toda su fuerza en la cabeza y un segundo agresor apuñaló a la víctima (que todavía estaba de pie o de rodillas) en la espalda". Otra de las posibilidades es que un agresor situado a la derecha de la víctima le golpeó la cabeza y luego lo apuñaló por la espalda.

Imagen detallada del tórax de la momia.

Otra momia, esta vez de la región de Arequipa (actual suroeste de Perú), tuvo un destino similar. Al igual que la anterior, también pertenece a un hombre que murió entre los años 902 y 994 y presenta “un traumatismo masivo contra la columna cervical que representa muy probablemente la causa de la muerte”, según indicó el estudio y agregó: “La importante dislocación de los dos cuerpos vertebrales cervicales es en sí misma letal y puede haber provocado la muerte inmediata".

Otras Noticias