El Gobierno anunció cuándo vuelven al trabajo presencial los empleados estatales de todo el país

También informó cómo proceder en el caso de las personas que no se quieran vacunar.
martes, 17 de agosto de 2021 · 12:40

La situación epidemiológica actual y el avance en la campaña de vacunación contra el coronavirus le permite al Gobierno comenzar con la vuelta a una “presencialidad programada” de las y los empleados estatales de todo el país.

En este sentido, la resolución se publicó en el Boletín Oficial 91/2021 con la firma de la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Gabriela Castellani, y establece el esquema para el retorno de las y los trabajadores públicos.

“Las y los agentes deberán prestar servicios en modalidad presencial programada según el 'Protocolo COVID 19' establecido por cada organismo de la Administración Pública Nacional”, detalla el documento.

26.708.012 personas recibieron al menos una dosis y, de esa cantidad, 10.290.472 ya completaron el esquema de dos aplicaciones.

Asimismo, la medida se implementará a partir del 1 de septiembre, por lo que cada edificio deberá adecuarse al protocolo sanitario.

No obstante, de acuerdo con el artículo 4, las y los únicos empleados estatales que quedarán exceptuados de la obligatoriedad del trabajo presencial son las personas con inmunodeficiencias, como pacientes oncológicos, con HIV o trasplantados, y las que estén en período de gestación.

Por otro lado, podrá haber una alternancia con el trabajo remoto. “La prestación de servicios de carácter presencial a tiempo parcial no podrá disponerse por fracciones inferiores al 50 % de la jornada normal, habitual y permanente dispuesta para la categoría de revista de cada agente según las disposiciones legales y convencionales vigentes, o hasta 20 horas semanales, las que no podrán exceder la carga horaria prevista para la categoría de cada agente”, establece la normativa.

 

Qué pasa con los que no quieren vacunarse

En el caso de las y los empleados estatales que no se hayan inmunizado, deberán dirigirse al organismo de sanidad que le corresponda para obtener información sobre la vacuna.

En el caso de que persista su resistencia, “deberán firmar una nota con carácter de Declaración Jurada, expresando los motivos de su decisión y comprometiéndose a tomar todos los recaudos necesarios para evitar los perjuicios que pudiere ocasionar al normal desempeño del equipo de trabajo al cual pertenece”.

Finalmente, en el caso de que alguna empleada o empleado estatal no cumpla con la presencialidad, independientemente de si se haya vacunado o no, quedará pasible de recibir sanciones según corresponda con el régimen disciplinario.