La zona franca del Puerto de Houston un ejemplo para la zona franca de los pozos de Vaca Muerta

En el país, recién en 1996 se promulgó la Ley de Promoción de Zonas Francas -ley 24.331- pero su instrumentación aún hoy no logró el máximo desarrollo posible.
domingo, 12 de enero de 2020 · 13:12

Las zonas francas son espacios en los cuales la mercadería no es sometida al control habitual del servicio aduanero y, tanto su importación como su extracción exportación, no están gravadas con tributos”, expresa la AFIP en su página oficial.

El principal objetivo de las zonas francas es fomentar el comercio y la actividad industrial exportadora a través de la reducción de costos, incentivos fiscales y la simplificación de los procedimientos administrativos, ofreciendo, además, incentivos fiscales. Así, las zonas francas se posicionan como un recurso clave para impulsar la competitividad de las naciones y la generación de empleos de calidad.

Un ejemplo de este exitoso modelo es el de la zona franca del Puerto de Houston, es una de las zonas con mayor movimiento dentro del régimen en Estados Unidos, obteniendo el primer puesto en el ranking nacional por movimiento de mercaderías y aglutinando el desarrollo de tres distritos que forman el área de influencia portuaria.

La principal industria que opera en este Puerto como zona franca es la petroquímica, aunque también pesan fuerte la logística, el sector farmacéutico, automotriz y metal mecánica.

En Argentina, el modelo de Subzonas Francas fue “importado” del modelo estadounidense. 

Las zonas francas argentinas son predios cercados donde no está permitido habitar ni vender al por menor sin autorización especial del Poder Ejecutivo, ni consumir mercaderías, excepto cuando ello resulte propio de la actividad de la zona franca, o para sus trabajadores.

Es evidente la gran oportunidad y desafío que se tiene por delante siendo el Puerto natural relacionado con la explotación de Vaca Muerta. 

Otras Noticias