Zapala: revelador testimonio sobre la persona que se encuentra desparecida en Laguna Blanca

Adolfo Barra, vecino de la ciudad, fue quien llevó hasta el Parque Nacional a Marcos Ñancucheo.
miércoles, 5 de agosto de 2020 · 18:55

Marcos Ñancucheo se encuentra desparecido en Laguna Blanca desde el día 21 de julio, pero su búsqueda data desde el último viernes, en circunstancias que las autoridades tomaron conocimiento al arribar en helicóptero a la vivienda de su padre para brindarle asistencia, luego del fuerte temporal de nieve que dejó aislado a numerosos pobladores del lugar.

Mario Ñancucheo, de 83 años de edad, fue encontrado golpeado y lastimado, dado que había tenido una caída en pleno temporal, por lo que se decidió como primera medida su traslado hasta el Parque Nacional Laguna Blanca para brindarle los primeros auxilios. Fue en ese momento del traslado que Mario le comenta a los rescatistas que su hijo Marcos, de 50 años, no había regresado al hogar desde el día 20 de julio, en oportunidad que había viajado a Zapala para realizar diversos trámites.

A partir de ese momento comenzó la investigación de Policía de la Provincia de Neuquén, disponiendo como primera medida una búsqueda aérea, aprovechando la presencia del helicóptero, la cual no obtuvo resultados, reiterando la misma al día siguiente con adversas condiciones climáticas, teniendo en cuenta la gran cantidad de nieve acumulada en todo el territorio.

La investigación continuó en Zapala, donde se pudo establecer que Ñancucheo estuvo en la ciudad, se reencontró con familiares, pudo cobrar su pensión, realizó compras, y finalmente regresó a Laguna Blanca el día 21 de julio, en el automotor de un conocido suyo. Precisamente, quien lo transportó fue el vecino de Zapala, Adolfo Barra, quien en su camioneta Peugeot Partner lo llevó hasta el Parque Nacional Laguna Blanca en horas del mediodía.

Barra dialogó en el día de la fecha con Minuto Neuquén, aportando datos reveladores sobre lo que ocurrió el día 21 de julio. “Yo lo conozco a Ñancucheo desde hace muchos años, cuando yo tenía taxi, y siempre lo transportaba hasta Laguna Blanca, y con el correr del tiempo logramos una amistad. El, cuando viene a Zapala a cobrar y realizar unas compras, me llama por teléfono y acordamos que lo lleve, junto a la mercadería”.

“Como había nieve en el campo, yo le aclaré ese día que lo llevaba hasta el Parque Nacional Laguna Blanca, pero no hasta su casa, para evitar cualquier inconveniente con el vehículo en el camino”. “Me dijo que no había ningún problema, porque ya había acordado con el Parque Laguna Blanca que lo iban acercar hasta su vivienda, con la mercadería que había adquirido. Y así se hizo, dado que llegamos y trasbordamos todo lo que había comprado a una camioneta 4x4", indicó Adolfo Barra.

“Marcos llevaba en la camioneta 2 bolsas de maíz de 50 kg, tres bolsas grandes de alimentos para perros, y otras cajas más, entre ellas seis botellas de cerveza”. Luego que realizamos el trasbordo a la otra camioneta en la ruta misma, me comenta un poco molesto que la gente de Parques le informa que en ese momento no lo podían llevar, por lo que decide irse caminando por la cortada hasta su casa, distante aproximadamente unos 5 a 6 km”.

“Yo mismo, al emprender el regreso a Zapala, observo que Marcos comienza a alejarse a la distancia en busca de su casa, a la que nunca arribó”, afirma emocionado Adolfo Barra.

A posterior, Barra menciona que lo único que llevaba Marcos en su mano era una botella de fernet-cola que había comprado en Zapala, como así también indica que las condiciones del clima en Laguna Blanca eran buenas y que en ese momento no nevaba ni había viento blanco.

“A mí me cuesta entender, me indigna, y no puedo concebir que esa camioneta haya estado cargada diez días con la mercadería de este hombre”, expresó Barra.

Otras Noticias