Triste realidad: la ETON, al borde de perder todos sus pasajeros

La estación local no logra recuperarse.
domingo, 7 de febrero de 2021 · 14:16

La provincia de Neuquén fue uno de los lugares elegidos por los turistas al comenzar la temporada de verano y reabrirse la circulación interprovincial en medio del distanciamiento social, preventivo y obligatorio que rige en Argentina por el brote de coronavirus. Sin embargo, la Estación Terminal de Ómnibus de Neuquén (ETON) no la está pasando bien, todavía no logra recuperarse de los efectos colaterales de la primera ola del coronavirus y los números indican una gran pérdida de pasajeros.

De acuerdo a los registros de este año de la Estación Terminal de Ómnibus de Neuquén y la Dirección Provincial de Transporte, la actividad de la ETON cayó un 55%: esto implicaría una pérdida del 80% de pasajeros. Son cifras verdaderamente alarmantes para los neuquinos y los trabajadores del sector. Ante el derrumbe de la cantidad de personas que viajan en colectivo de media y larga distancia, actualmente funcionan menos de 100 micros; más precisamente, son 75 los ómnibus que operan desde este lugar.

Lejos de ver los próximos meses con buenos ojos, los trabajadores de la Terminal de Neuquén se encuentran en estado de alerta. Y es que consideran que, si durante el verano la caída de pasajeros es grande, “las expectativas para marzo son muy malas”. Están casi seguros de que “después será peor”. En parte, esto fue atribuido a la capacidad limitada con la que están trabajando las empresas de viajes de larga distancia en la ETON, por respeto a los protocolos sanitarios contra el coronavirus.

A eso se le suma que, por reforzar la seguridad y disminuir la posibilidad de contagio de la enfermedad respiratoria, la gente elige viajar en vehículo propio antes que exponerse dentro de la estación de ómnibus neuquina y en cualquiera de sus unidades de transporte de pasajeros. Otro de los factores que afecta a las compañías que suelen trasladar personas en temporada turística es el empeoramiento de la crisis económica, que limita los gastos, más aún cuando los pasajes incrementaron sus precios.

En esa misma sintonía analizó la situación el director de Transporte de Neuquén, Luis De Brida, quien reflexionó que “la gente tiene miedo y se cuida mucho” de viajar por el coronavirus. “No tenemos la demanda que esperábamos. Creíamos que había una necesidad de la gente de viajar después de un 2020 sin actividad, pero no ocurrió", lamentó el funcionario local.

Servicio hiperlimitado en la ETON

La reactivación del turismo no resultó ser lo que Neuquén esperaba, pero en la Terminal de Ómnibus de la provincia a cargo de Omar Gutiérrez tampoco están trabajando todas las empresas de colectivos a larga distancia. De hecho, son unas pocas, tales como Vía Bariloche, CATA, Andesmar, Del Sur y Media Agua, Flecha Bus, Campana Dos, Transporte Rincón, Petrobus y Cooperativa El Petróleo. Mientras, las que no volvieron a funcionar son las firmas Chevallier, Cruzero del Norte (ambas nacionales) y la IGI Llaima (internacional).

Otras Noticias