Neuquén en alerta: aumenta la preocupación por la llegada de la segunda ola

Qué dijeron las autoridades de la provincia.
sábado, 20 de marzo de 2021 · 12:46

Tras la aparición de nuevas cepas de coronavirus más contagiosas y frente a la situación crítica que vive Brasil, las autoridades nacionales comenzaron a pensar estrategias para preparar a la sociedad ante la posible llegada de una segunda ola. En Neuquén confirmaron que el principal objetivo, teniendo en cuenta el panorama actual, es vacunar a la mayor cantidad de personas posible.

Todo indica que esta segunda ola coincidiría con el inicio del invierno y las bajas temperaturas, por eso Neuquén se propuso llegar a esta estación con todos los adultos mayores ya inmunizados. La intención de esto es tener protegidos a los pacientes de riesgo, por si la situación epidemiológica empeora. 

"La segunda ola es una posibilidad concreta", señaló la ministra de Salud, Carla Vizzotti, durante un encuentro del Consejo Federal de Salud. Allí estuvieron presentes los responsables de las carteras sanitarias de todas las provincias argentinas con el objetivo de evaluar la situación y armar un plan de acción para seguir combatiendo el coronavirus.

Según informaron los especialistas, esta segunda ola podría darse en el país a finales de abril o principios de mayo. Todo dependerá de cada jurisdicción y de la responsabilidad ciudadana para respetar las medidas de distanciamiento social en pos de evitar un brote de casos. 

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, anticipó la semana pasada que la intención es tener a más de 75 mil personas inoculadas para principios de mayo. Esto incluiría principalmente a todos los agentes sanitarios y a los adultos mayores de 60 años. Según los últimos datos que publicó el Ministerio de Salud ya se aplicaron 45.906 primeras dosis y 12.104 del segundo componente. 

La vacunación será clave para evitar que la segunda ola de coronavirus impacte con la misma violencia que lo hizo el año pasado, ya que teniendo la inmunidad los casos son leves, disminuye la mortalidad y el sistema de salud puede dar respuesta sin tensión. Esto será clave para Neuquén teniendo en cuenta que actualmente el 96% de las camas de terapia intensiva están ocupadas.

Esto plantea un escenario complejo para el territorio provincial teniendo en cuenta que, actualmente la curva de contagios se encuentra amesetada pero igual la tensión sanitaria es alta. Por lo que, si los casos se disparan rápidamente se podría volver a generar un colapso del sistema de salud. Esto es lo que intentará evitar el Gobierno agilizando el proceso de vacunación. 

Otras Noticias