Gran acto de cariño en Zapala: un padre le dará un soplo de vida a su hijo

Un trasplante de riñón reforzará sus vínculos y mejorará la calidad de vida de ambos por siempre.
lunes, 19 de abril de 2021 · 10:52

Zapala será testigo de un gran acto de cariño y solidaridad. Se trata de la historia de Mario “Chiqui” San Martín y su hijo Luciano. En base al amor y al vínculo que los une, transformaron el miedo en esperanza y aguardan el trasplante de riñón que les dará la posibilidad de abrazar una nueva y mejor calidad de vida. 

Luciano, un joven de 27 años, sufre desde muy corta edad una insuficiencia renal. Pese a que aprendió a vivir con una dieta especial y lidiar con múltiples tratamientos que lo ayudaron a sobrellevar su complicación médica, hace 5 meses que sus riñones dejaron de responder. La situación motivó a la familia a pensar, idear y concretar soluciones. Zapala se conmueve con la historia de amor genuino y desinteresado. 

Fuente: LM Neuquén.

Según detalló el papá de Luciano a LM Neuquén, el joven “tiene un reflujo bilateral vesicoureteral de grado 4”. Al mismo tiempo, lamentó: “Es uno de los más avanzados, hoy él tiene un problema renal crónico”. Tras visitar médicos, especialistas y realizarse una batería de estudios, en 2019 apareció el trasplante como posibilidad y la familia de la localidad neuquina recuperó el aliento.

Luego, sus familiares más cercanos se ofrecieron como donantes: el único compatible con Luciano fue Mario, su papá. De inmediato, el hombre de 45 años dijo al medio: “Es una gran decisión, tomada con la familia, muy contento de poder ayudar a que él tenga una mejor calidad de vida, que pueda reproducirse y que tenga una vida normal como cualquiera de nosotros”.

Aunque comenzó hace tiempo, la gran cantidad de trámites y la pandemia ralentizaron el proceso más de lo común. Sin embargo, Mario y Luciano ya están en el Hospital Italiano de Buenos Aires, aguardando, con mucha ilusión y ansias, el gran momento que cambiará para siempre sus vidas.

 

Otro gesto que emocionó a Zapala en plena crisis

Brenda y Nicolás, una pareja de la Ciudad de Buenos Aires, quedaron varados y sin nafta en Zapala. Retornaban de sus vacaciones desde Bariloche, pero el imprevisto sumado al faltante de combustibles que aqueja a la región los hizo frenar por tiempo indeterminado. Sin embargo, buscaron cómo volver a casa y conocieron a Damián, un vecino que les regaló diez litros de nafta a cambio de un simple gesto: les solicitó que peguen en su auto una calcomanía de su empresa de servicios de perforación. Así, con el combustible al límite y una etiqueta de la “buena suerte”, la pareja partió hacia Neuquén Capital, cargaron el tanque y continuaron viaje, relató LM Neuquén.

Otras Noticias