El Leipzig no dejó entrar a japoneses por coronavirus y se disculpó en un comunicado

El conjunto alemán busca a los fanáticos para invitarlos en el próximo compromiso.
lunes, 2 de marzo de 2020 · 13:18

La fecha 24 del fútbol alemán se desarrolló con algunos inconvenientes insólitos. Después de los hechos que se volvieron virales con respecto a los insultos de los fanáticos contra el propietario del Hoffenheim, Dietmar Hopp, lo que protagonizó que varios encuentros se tuvieran que parar sus encuentros; la Bundesliga volvió a tener un episodio particular en sus tribunas que involucró al Leipzig.

En la igualdad por 1 a 1 entre el escolta del certamen y el Bayer Leverkusen, partido que cerró la jornada de domingo, un grupo de ciudadanos japoneses, fanáticos de los Toros Rojos, acusaron en sus cuentas de Twitter haber sido discriminados y expulsados del estadio por temor al coronavirus.

El descargo en la red social denuncia a los empleados de seguridad del Red Bull Arena y asegura que desde el club alemán echaron a los nipones utilizando la situación del virus como uno de los motivos de su repentina expulsión.

"Visité el encuentro contra el Bayer Leverkusen. Solamente empezar el encuentro me afirmó un miembro del cuerpo de seguridad del Red-Bull-Arena que podría estar infectado con el coronavirus por el hecho de que soy nipón. Me echaron a lo largo de los primeros diez minutos del encuentro", escribió Taichi Hayashikawa en Twitter.

Los alemanes, ante la repercusión de la noticia en las redes sociales, decidió tomar cartas en el asunto y publicó un comunicado en twitter. "Nuestra declaración sobre los incidentes de ayer con los visitantes del estadio japonés. Leipzig se disculpa por el error y quiere compensar lo que sucedió", aseguraron desde Sajonia.

Dentro del escrito, el equipo de la Bundesliga explicó que el personal de seguridad tenía instrucciones de controlar espectadores provenientes de zonas de riesgo, siguiendo las instrucciones del Robert Koch Institut para organizadores de certámenes con gran aflujo de público.

"Lamentablemente, en el caso de nuestros aficionados japoneses hubo un error en la interpretación", aclara el Leipzig en su comunicado, el cual añade que se disculpa por lo ocurrido con los afectados y que está intentando ponerse en contacto con ellos para invitarlos a presenciar al próximo partido.