La AIC declaró la emergencia hídrica: qué pasará con el agua

El organismo reconoció que el estado actual de los ríos Neuquén, Limay y Negro es muy grave.
lunes, 26 de julio de 2021 · 13:00

Finalmente, la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) declaró la emergencia hídrica para los ríos Neuquén, Limay y Negro. Aparentemente, la baja cantidad de lluvias y nevadas y los escasos indicios de eventos que repongan el agua en los próximos 15 días motivó a encender la alarma. 

A consecuencia de ello, a partir de este momento las hidroeléctricas únicamente podrán utilizar el agua para generar energía para las ciudades de la región y para la industria o destinarla al riego. Toda otra acción estará en infracción, ya que, el Alto Valle está en emergencia hídrica, indicó el organismo.

Esta novedad fue confirmada por el representante de Neuquén en la AIC, Elías Sapag, quien declaró a RN Diario que el organismo analizó la situación actual y determinó entrar en acción. Al respecto, señaló: "Venimos de 12 años de sequía y este año, en diferencia con el año anterior, nos ha colocado con 4 mil millones de litros menos, 4.000 hectómetros menos, un Cerros Colorados menos".

 Elías Sapag exigió "tener nuestras represas en manos de Río Negro y de Neuquén".

A la vez, el referente de la AIC Neuquén explicó lo que se observa a diario: “Este invierno, de mayo, junio y julio, no nos ha dado la humedad necesaria, ni en lluvia, ni en nieve. Y el último evento que hemos tenido este fin de semana no alcanzó a cubrir ningún tipo de expectativas, se debilitó totalmente".

Asimismo, Elías Sapag reconoció que aún las cuencas de los ríos Neuquén, Limay y Negro no llegaron a los mínimos, pero la realidad actual apremiaba que la AIC apriete el freno. Ante esto, subrayó la necesidad urgente de cuidar el escaso recurso existente.

¿Esta situación afectará a la ciudadanía? 

Una vez que la AIC declaró la emergencia hídrica en Neuquén y Río Negro los temores comenzaron a circular entre las personas. No obstante, el funcionario Elías Sapag aclaró que, en líneas generales, “la ciudadanía no va a tener problemas” en ninguna de las dos jurisdicción, pero reparó: “Tienen que usar el agua y no abusar, aún más al conocer la crisis en la que nos encontramos".

Frente a este aviso, Sapag detalló que los ciudadanos y ciudadanas de agua arriba de la represa "no tienen cómo almacenar agua, la línea sur no tiene cómo almacenar agua”. Luego, señaló: “Esas son zonas críticas que los gobiernos provinciales tendrán que tomar las medidas correctivas o precautorias para que no haya problemas”.

El funcionario de la AIC advirtió que "un contrato de concesión se cumple cuando las condiciones son normales y, hoy, no los son".

Por último, el funcionario de la AIC sentenció: "La secretaría de Energía, Camesa y las hidroeléctricas tienen que saber que todo el agua que se saque de hoy en adelante tiene que tener el consentimiento y la autorización de la Autoridad de Cuencas”. En este sentido, aseguró que hay que ponerse “firmes” para defender los “problemas locales” e insistió en la necesidad de "gobernar nosotros nuestra agua".

Otras Noticias